Press "Enter" to skip to content

Anunciaron las obligaciones sociales para evitar el avance del coronavirus

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Se formó en el Hospital un Comité de Crisis con los jefes de los servicios involucrados; en caso de haber viajado a Europa, Estados Unidos o Asia, el vecino debe registrarse al 107 y estar aislado

El coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud, ya es pandemia. Por eso y a pesar de que la conferencia de prensa fue horas antes a esa noticia, ayer se dieron a conocer las obligaciones sociales para prevenir su avance.
«El coronavirus es un virus que arranca en China, que muta de los animales a las personas. En este momento, lo más grave es que hay trasmisión de persona a persona», introdujo doctora Mónica Pussó, Secretaria de Políticas Públicas de Salud, en su oficina del Hospital Municipal «San Luis».
La funcionaria indicó que, como toda enfermedad infecciosa, tiene una incubación que puede durar hasta 14 días, etapa que no presenta síntomas tales como fiebre, tos, dolor de garganta y falta de aire. Luego, con la aparición de éstos, llega el periodo de estado aunque el contagio se piensa que es un día-un día y medio antes.
«En este momento, es el momento de contención de la enfermedad y eso es para que el virus no circule en el país, porque hasta ahora todos los contagiados detectados se contagiaron en otro lugar, en Europa, en Asia o Estados Unidos», dijo. Quienes viajaron y llegaron en los últimos 14 días, deben registrarse al número telefónico 107. Pero eso no queda ahí, sino que también deben estar aislados en sus casas. «Eso es clave y es lo que nosotros recalcamos», agregó.
Además, avisó que en el hospital se formó un Comité de Crisis, con los jefes de los servicios involucrados. «Nosotros todos los días vamos a llamarlos y preguntar cuál es su estado de salud. Si tuvieran fiebre, va la ambulancia de SAME con un médico, le va a hacer el hisopado para hacer el análisis, porque si tiene fiebre pasa a ser sospechoso. Nosotros nos encargamos de lo demás. Si hay que internarlo, si hay que seguirlo en la casa, el médico decide», ejemplificó para las personas que están aisladas.
Respecto de las medidas que previenen el virus, Pussó apuntó que son lavarse las manos con agua y jabón, usar alcohol en gel, limpiar las superficies, airear los ambientes y toser en el pliegue del codo.
Por su parte, Rafael Acuña, de Infectología, indicó: «Si todas las personas no tomamos conciencia, puede pasarnos lo que está pasando en Italia, que empiece a circular el virus libremente y entonces tengamos contagio de persona a persona y no ya de viajeros, lo cual haría una situación de epidemia bastante complicada».
Asimismo, remarcó que la enfermedad tiene baja mortalidad, donde el sector más vulnerable son las personas de 65 años en adelante, sobre todo, si presentan enfermedades como diabetes, hipertensión, insuficiencia cardíaca u otras que bajan las defensas.
«No tiene ningún sentido andar por la calle con un barbijo, no disminuye la contagiosidad. Al contrario, la persona que anda con el barbijo lo humedece y, de alguna manera, va a entrar el virus más rápidamente», cerró.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin