Press "Enter" to skip to content

Apuntes para el fervor que despierta el fútbol

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Boca fue Campeón, con gol de Carlitos; a River, Tucumán le quedó lejos…

El equipo de la azul y oro, no dejó de agasajar a Diego Maradona. La plaqueta le fue entregada por Miguel Brindisi, compañero del esplendor de Diego, con la casaca boquense e integrante de la selección argentina en 1974.
Gimnasia y Esgrima, hizo lo que pudo frente a Boca, hasta que llegó el pase a Tévez que definió como en sus mejores tiempos.
El muchacho de Fuerte Apache, había saludado a Maradona que vivió su momento más emocionante cuando llegó una de sus hijas.
El abrazo con ella y su nieto, hizo que los ojos del “mejor jugador mundo”, se poblaran de lágrimas…
Fue una noche especial en la Bombonera y la alegría boquense se esparció por las calles de todo el país. Fue una especie de equilibrio, algo necesario en todos los órdenes.

River, el rival de siempre, no pudo con Atlético de Tucumán, que se adelantó en el marcador por intermedio de Toledo, su mejor jugador. Después inició la recuperación el equipo de Gallardo, empatando a través de Matías Suárez. Pero hacía falta ganar para dar la vuelta y eso resultó una misión imposible.
Eso lo dejó a atrás del equipo conducido por Miguel Russo. Sólo un punto separó a los equipos de más historia en Argentina. El DT boquense fue a la conferencia de prensa, con uno de sus nietos y allí fue “bañado” por la alegría de sus muchachos…
El fútbol tiene estas cosas. Alegría para unos y frustración para otros. Don Ata decía que no está mal llegar atrás del primero… Que lo entiendan los hinchas de River… Perder es más difícil que ganar…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin