Press "Enter" to skip to content

Apuntes para el martes, despedida formal del Carnaval

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Hay ciudades donde todo el año es carnaval, razón por la cual es posible que sigan desfilando comparsas, batucadas y carrozas, por varios días más.
Estando en Bragado, resulta justo recordar los tiempos donde las carrozas de don Andrés “Cholo” Davant, se convertían en atracción en cada edición de los corsos, generalmente sobre la calle Pellegrini. Vaya para su trabajo y perseverancia, el homenaje del buen recuerdo.
Hay memoriosos que citan la presencia del “Comisario del corso”, montado en un caballo, encargado de ordenar el tránsito y la conducta…
Los ingenios plásticos de Juan Vila, a partir de una bicicleta transformada en lo que su ingenio indicaba, eran esperados con ansiedad.
Agustín Chiaramoni, siempre soñó con el diseño de la mejor carroza y así trabajaba durante meses, antes de cada desfile.
A la hora de aportar música y buena onda a la fiesta, los integrantes de “Barba Blanca”, se hicieron oír y aplaudir en distintas ediciones. Aunque con alguna ausencia, la amistad los mantiene unidos y vigentes, aunque el Carnaval no termina de “instalarse” en Bragado…
A la hora de rescatar a animadores, surgen claramente las voces de Tatá Maroni y “Guga” Scarcelli, haciendo su tarea desde un palco ubicado frente a la estación…
Hay vecinos de Bragado que, anualmente, buscan “encontrarse” con lo que ofrece 25 de Mayo, que es bueno y mantiene su nivel, en gradual crecimiento. No estamos tan lejos, por la ruta 46…
En cambio, Lincoln está a 150 kilómetros y hasta allí viajan bragadenses
todos los años. Cada noche tiene un número de cierre. El domingo fue el remozado Trío San Javier y la fiesta culminó a las 5 de la mañana.
Para la noche del lunes, estaba prevista la presentación de Ulises Bueno, hermano de Rodrigo.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin