Press "Enter" to skip to content

Aquellos trabajadores que entregan su alma a educar

La formación es parte esencial en el desarrollo de toda una comunidad y de los trabajadores en particular. Desde temprana edad, hasta ya ejerciendo cualquier actividad laboral, la capacitación y la formación son un factor esencial de nuestro desarrollo profesional y personal. Por eso en el día del trabajador, entrevistar a una docente pública que día a día trabaja para preparar a las futuras generaciones de bragadenses, nos parecía necesario desde “La Voz”.
Silvia Pérez tiene 63 años y tiene 25 años de servicio docente en nuestra comunidad, tanto en educación inicial, como en primaria. Se desempeñó en todas las escuelas primarias de nuestra ciudad y en algunos jardines cumpliendo dos cargos. Actualmente ejerce en la Escuela Primaria N°6 Juan B. Alberdi, la cual recientemente ha cumplido su centenario de existencia.
Al respecto Silvia mostró su satisfacción por haber sido parte de los 100 años de esta escuela y habla con vocación y amor por la misma. “Tuve la suerte de compartir el aniversario número 100 y se viven momentos muy emotivos, que llevan a hacer evaluaciones y a conocer más a la institución. Saber cuánto ha crecido y ver que todas las evaluaciones son positivas, ya que esos cambios le permitieron a la escuela crecer, multiplicarse y ofrecer una diversidad educativa muy interesante”.
Agregó entonces: “Eso nos lleva a ser más responsables por la labor que hay detrás de este establecimiento, por parte de mucha gente que la llevó a ser la institución grande que es hoy. Por eso es muy interesante haber festejado sus 100 años en ella”.
Consultada sobre los cambios que vivió en su actividad, Silvia nos dice “…a lo largo de estos 25 años claro que hubo cambios. Quizás no al ritmo de la sociedad, es difícil competir con todo lo que ofrecen los medios, al alcance de todas y todos, como la rapidez, la velocidad y el confort para recibir la información. Pero hay cosas básicas que la escuela sigue haciendo y que es imprescindible, eso es el trabajo social”.
Agregó entonces: “…la capacidad de hacer personas curiosas, de generarle inquietudes mediante problematicas en forma constante y poder movilizar la mente y el intelecto para que sean curiosos y no solamente receptivos, para poder discernir. El trabajo social de la escuela va a ser siempre importante y siempre necesario. De hecho en los momentos de pandemia que se vivieron recientemente se pudo comprobar y por eso por mucho tiempo más, tendremos escuela”.
Al preguntarle sobre que implica para ella el trabajo, la docente Silvia Pérez nos contestó “el trabajo es una motivación, es la posibilidad de desarrollar aquello que se ha elegido. En mi caso ser docente, me produce placer además de satisfacer las necesidades económicas. Lo que a uno lo levanta, lo despierta, es el trabajo creativo que lo mantiene a uno pensando. Solo aquello que nos gusta nos puede mantener bien y felices de hacer lo que hacemos. El trabajo además de un medio de vida, debe ser un medio de placer y desarrollo”.

Compartir en: