Press "Enter" to skip to content

Arrojaron una bomba molotov contra la vivienda de Sergio Ledesma

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El ataque contra la propiedad del Director de Tránsito sucedió en horas de la madrugada de este miércoles. Uno de los hijos del funcionario escuchó ruidos y alcanzó a ver a un hombre y una mujer que se movilizaban en moto, que escapaban del lugar.

Un episodio preocupante y que ha generado un repudio generalizado en la comunidad, tuvo lugar en horas de la madrugada de ayer en la vivienda de Sergio Ledesma, Director de Tránsito de la Municipalidad de Bragado.
Allí al menos dos sujetos atentaron contra la propiedad ubicada en calle Moreno al 2000, en el barrio La Curva, arrojando contra el frente una botella con liquido combustible encendida fuego (lo que se conoce como bomba Molotov).
La situación fue advertida por uno los hijos de Ledesma, que al escuchar algunos ruidos extraños salió y pudo divisar a dos sujetos que se movilizaban en una moto (serían un hombre y una mujer), que se estaban escapando.
Este atentado contra la casa de Ledesma ocurrió horas después de un operativo de tránsito en el que dos inspectores fueron agredidos, aunque aún no hay elementos concretos que indiquen que ambos hechos están relacionados.

LA PALABRA DE LEDESMA
El Director de Transito se refirió a la situación que le tocó atravesar tanto a él como a su familia.
Contó que todo ocurrió entre la 1:30 y 2 de la mañana, al momento que estaban descansando y que había escuchado que pasaba una moto con “escape libre” por calle Moreno, algo no habitual en esa zona, pero en un principio le restó importancia.
“Mi hijo escuchó un ruido, al principio pensamos que habían arrojado una piedra y cuando salió alcanzó a ver que salía corriendo una persona de sexo masculino joven y que en una moto había una persona de sexo femenino esperándolo”, relató en una entrevista brindada a Radio Fiesta.
Asimismo Ledesma aclaró que su hijo no pudo reconocerlos ni lograr una descripción de cómo estaban vestidos y que inmediatamente advirtió que el portón de rejas de la casa estaba encendido.
“Yo me levanté, di aviso al 911 y pudimos apagar el fuego del portón con el apoyo de un vecino de calle Urquiza, que justo pasaba. Ahí arrancó todo y desde ese momento la situación familiar ha variado un 100%”.
Recordó que en sus 35 años de carrera policial, en la que ocupó cargos jerárquicos de importancia, es la primera vez que le toca pasar por algo de estas características, ni tampoco en estos tres años que se desempeña como Director de Tránsito.
Además fue contundente al decir, “a nivel laboral esto me impacta, pero más me impacta por mi familia. Uno puede tener discusiones o roces en lo que tiene que ver con el trabajo, pero otra cosa es cuando ya se meten con la familia”.
-Al ser consultado sobre el origen de este ataque, Sergio Ledesma explicó: “Yo puedo relacionarlo con un episodio que ocurrió esta semana, pero la realidad es que no tengo las pruebas suficientes para asegurar que ese fue el motivo. No puedo decir nada, porque ni mi hijo ni yo pudimos reconocer a los agresores”.
Lo que si no dudó en decir es que detrás de este accionar “hay un mensaje amedrentador para él y su familia” y definió al ataque como “mafioso”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin