Artista bragadense ilustró la tapa de un libro

-Ella es María Fernanda Gómez

Hace muchos años que pinta y es partícipe de un taller que dicta un artista de Buenos Aires. “Estoy últimamente, con la técnica collage”.
Se creó una cuenta en la red social Instagram, dónde publicaba y publica sus trabajos. A través de ese medio, se conectó con un escritor Israelí, Ziv Levy.
La historia empezó cuando María lo siguió en redes, ya que le interesaba la escritura a través de cuadros y allí vio la posibilidad de traducir las historias que él hacía en castellano.
Una, muy notoria, como ella menciona, tenía párrafos del principito, un cuento que todos conocemos. A raíz de esto, empezaron a charlar, “y así conectamos. El entra a mi perfil, y elige una obra mía”.

En ese momento nos encontrábamos en plena pandemia y Fernanda basaba sus obras sobre el conventillo. Las hacía con basura que iba recopilando de las calles. Este escritor, vio una de sus obras y se la pidió.
El utilizaba sus obras para escribir, así lo hizo con más o menos seis, hasta que un día, en el año 2021, le comentó que había escrito un libro y quería como portada, el ojo de los huesos, una obra que había realizado está artista.
“Fue todo una emoción, ya había escrito el libro y ya iba a entrar en edición”.
Para él, esta imagen significaba mucho, ya que el libro trata de un niño que perdió a su mamá, dónde narra cómo atraviesa toda esa angustia y esa tristeza, y es llevado a un hogar de niños huérfanos. Y la imagen del ojo sostenida por los huesos, “representa todas las lágrimas que lloramos. Después de ser silenciado. En la historia los niños de la escuela fueron descuidados cuando eran pequeños” le expreso él en uno de sus mensajes, dónde se comunican en el idioma inglés.
Para Fernanda está imagen surgió sobre nosotros, los seres humanos, quiso mostrar un abrazo a nuestra humanidad, a pesar de todo contexto.

“Y así fue que le dije que sí, fue un orgullo para mí que me lo pidiera”.
Él le dijo que cuando saliera el libro le iba a enviar una ilustración, y cumplió con su palabra. Ella ya lo tiene en sus manos. Y lo promociona en nuestra ciudad, mientras que él en Israel promociona el gran trabajo de ella.
Esta gran artista se encuentra muy feliz, de poder tener este intercambio de cultura, artístico, y de que le esté pasando a ella.
“Nos une el amor por el arte, por la humanidad, por los niños”.
Esta novela está escrita en hebreo y actualmente, Gómez se encuentra en la búsqueda de alguien que la pueda traducir al español para poder leerla y que todos podamos hacerlo.

Compartir en: