Ayer se conmemoró el Día de la Educación Especial

-Dialogamos con la maestra de educación especial, Camila Rodríguez

Se conmemora debido a la creación de la Dirección de Educación Especial durante la primera presidencia de Juan Domingo Perón. A partir de allí, cada 9 de agosto se realiza un homenaje a todos los trabajadores de educación especial. Además, se recuerda que todas las personas con discapacidades tienen derecho a la educación, según indica la Ley 26.206 (del año 2006), la cual asegura que todas las personas tengan o no discapacidad tienen derecho a una educación digna y de calidad.

Camila Rodríguez actualmente ejerce como integradora y orientadora; se encuentra en distintas escuelas: en la secundaria de Comodoro Py, en el CEPT de La Limpia y también en el Instituto Agrotécnico de Bragado.
“Mi trabajo es acompañar a los profes, porque en todos los casos son chicos de secundaria, y orientarlos sobre los contenidos que se le dan a los alumnos, en este caso a los chicos que tienen proyecto de inclusión”, explicó.

Hace siete que trabaja como integradora y educadora especial y ejerció con diferentes cargos, desde ser preceptora, estar a cargo de un grupo dentro de la educación especial, trabajar con chicos con discapacidad intelectual, con bebés de 0 a 3 años en Atención Temprana del Desarrollo Infantil (ATDI), también ejerció en la Escuela N°502 ya que es profesora en discapacidad automotriz.
E indicó: “hoy la educación especial es una modalidad, esto significa que abordamos todos los niveles, inicial, primario y secundario. La educación especial es trasversal y, hoy en día la discapacidad tiene un lugar importante en cuanto a derechos”.

Ayer en la Escuela N°502 se hizo una pintada, junto a alumnos y familiares. Además, la escuela N° 501 recibió una combi para que los alumnos tengan transporte.
Para finalizar, dejó su mensaje: “los niños son como las mariposas. Algunas pueden volar más alto que otras, pero cada una vuela de la mejor forma que puede. Cada uno es especial, cada uno es único. Cada uno es diferente en su vuelo, pero igual en su derecho a volar”.

Compartir en: