Press "Enter" to skip to content

BRALCEC inicia la campaña de prevención del cáncer de piel

De esta manera la institución local se suma al esfuerzo de la Sociedad Argentina de Dermatología. Tendrá lugar este jueves y viernes en su sede y la dermatóloga Cecilia Tayeldín nos ofreció detalles.

Sociedad Argentina de Dermatología, es organizadora año a año de la Campaña Nacional de la Prevención del Cáncer de Piel que tendrá lugar los próximos jueves 18 y viernes 19 de noviembre, a cuyo esfuerzo se suma BRALCEC ofreciendo su sede a los efectos de no solo concientizar respecto a esta enfermedad, sino también de realizar controles en personas que no cuentan con obra social para acceder a los mismos. A tal efecto La Voz dialogó con la dermatóloga Cecilia Tayeldín, quien estará realizando los controles durante los dos días de concientización.
Cecilia nos explicó que este año se retoma la campaña en forma presencial con controles, ya que, durante el 2020 producto de la pandemia, solo se realizaron campañas de concientización y de información. Comentó que lo interesante de este esfuerzo que se realiza en todo el país, radica en el hecho que contribuye a efectuar un gran aporte de datos para el desarrollo de estadísticas sobre la situación actual de la enfermedad.

ASPECTOS DE LA ENFERMEDAD
Tayeldín nos informó que el cáncer de piel es el tipo de cáncer más común y que se ha notado en este último tiempo un importante incremento en las personas. “Estamos detectando ciertos tipos de cánceres de piel en personas de más temprana edad y mucho más jóvenes de lo que se detectaba antes” comentó y nos informó que un carcinoma basocelular que antes se encontraba en personas de promedio de entre 45 y 50 años, hoy puede encontrarse en jóvenes de 30.
Explicó que hoy los dermatólogos utilizan elementos como el dermatoscopio que contribuye a la detección, pero que la importancia para prevenir esta enfermedad radica en la protección a la radiación ultravioleta. “No podemos definir la genética de la piel con la que vamos a nacer, pero si podemos decidir a cuanta exposición a la radiación solar la vamos a exponer. La exposición a la radiación ultravioleta es acumulable. Quizás hoy una persona no se expone a la radiación solar, pero durante toda su vida de niño o joven si lo hizo y fue acumulando radiación en la piel” afirmó.
Nos explicó que el cáncer de piel puede darse en cualquier parte del cuerpo, ya que el mismo está recubierto en su totalidad por este organismo. En tal sentido debe revisarse la totalidad, incluso zonas que pueden creerse que no están expuestas al sol, como la boca o los genitales. También debe controlarse la cabeza, ya que muchas veces se llega a la consulta al dermatólogo porque el mismo es descubierto por el peluquero o al tocárselo al peinarse.

MITOS SOBRE LA ENFERMEDAD
Cecilia Tayeldín se refirió al miedo a los controles o a los tratamientos una vez detectada una lesión. “Existe la creencia que una vez que encuentro una lesión no hay que tocarla o sacarla, porque eso empeora la situación o puede llevar la enfermedad a otras partes del cuerpo. Sin embargo, detectarlo a tiempo permite su cura. Por ejemplo, un melanoma chico detectado a tiempo permite su cura, como así también que las capas de la piel afectadas sean menos.

SIGNOS MÁS HABITUALES QUE HACEN SOSPECHAR UN CÁNCER DE PIEL

Entre los signos a considerar encontramos:
-Mancha rosada o rojiza, áspera al tacto y que se vuelve cada vez más rugosas o escamosa. Se ve especialmente en las zonas de mayor exposición al sol: cara, dorso de las manos, labio inferior, cuello y orejas.
-Aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo.
-Lastimaduras en la piel que no cicatrizan a pesar de un tratamiento correcto.
-Herida en la piel, sangrante, costrosa, sin trauma previo evidente, que no cicatriza a pesar de un tratamiento adecuado.
• Lunar que cambia de coloración (tiene varios colores), sus bordes se vuelven irregulares, es asimétrico y crece (generalmente de tamaño superior a 6 mm), pica o se inflama.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN
Entre las medidas de prevención que deberíamos adoptar se encuentran evitar exponerse al sol, sobre todo en las horas donde el astro irradia con más fuerza nuestro planeta, es decir de 10:00hs. a 16:00hs. En caso de tener que exponerse debe utilizarse protección solar, la cual debe ser colocada media hora antes de salir a la calle y debe reponerse en un plazo de entre dos y tres horas después de su colocación ya que disminuye el efecto. Los protectores solares deben colocarse en niños a partir de los seis meses, antes no deben estar expuestos al sol. Además, los protectores solares deben ser superiores a un factor 30 y que bloqueen radiación UVA y UVB.
También se recomienda el uso de ropa, intentando cubrir la mayor cantidad de piel, sombreros de ala ancha y el uso de anteojos de sol certificados, ya que el cáncer de piel puede darse también en la zona del ojo y los párpados. Además, es recomendable una consulta periódica al dermatólogo, al menos una vez al año, como así también realizarse un autoexamen una vez al mes.
Tener en cuenta que estas medidas deben utilizarse también en días nublados, ya que la radiación atraviesa las nubes. Ante todo, debe evitarse las quemaduras solares y ser consciente que una quemadura solar ante de los 15 años es un factor de riesgo.