“Canguicha” un emprendimiento desde el amor familiar

María Eugenia Belardinelli “Maru” es quien se encuentra detrás de esta página de “chucherías” cómo ella menciona. Oriunda de Cañada de Gómez, Santa Fe, a sus 18 años vino a Bragado.
Su hermano, se había trasladado por trabajo a nuestra ciudad y ella lo acompañó, “venía por un año y resultó ser mi lugar”. Decidió quedarse luego de conocer a Lucas, papá de su hijo Augusto, “ya hace 18 años que vivo acá”.
En cuanto a la historia de su emprendimiento, mencionó que siempre le gustaron las chucherías, los artículos de librería, de hogar, y en medio del aislamiento preventivo por Covid, en junio de 2021, entre el aburrimiento y el tiempo libre, se le prendió la lamparita, “pensé, tengo que hacer algo” y así surgió su emprendimiento, como el de tantos otros, porque a todo lo malo debemos verle el lado bueno.
Empezó a investigar en internet, a mirar páginas mayoristas y con sus ahorros, hizo la primera compra, “nadie de mi familia sabía nada”.

Creo una página en la red social Instagram, y cuando apareció allí la opción de colocar un nombre, lo primero en lo que pensó fue en su abuela Marga, ella la llamaba “Canguicha” palabra de la cual nunca supo el significado, pero con solo pensarla le transmitía todo el amor y recuerdos detrás que perduran en el tiempo.
“Y así decidí llamar a mi nuevo emprendimiento, en homenaje a ella” apenas se hizo viral todos sus conocidos se dieron cuenta de quién se trataba.
Nos cuenta también que su primer pedido fue un éxito, así arrancó, cada vez pedían más cosas, y así le fue agregando cosas.
El tipo de venta que maneja es por redes, su idea es que en su página puedan encontrar lo que necesites, “variadísimo stock, para grandes y chicos. Desde un pequeño regalo para los más chiquitos, hasta una mochila de primeras marcas”.

Sus pensamientos, sus metas, son a lo grande, y que lindo poder ser parte de un emprendimiento que piensa en crecer, que siempre quiere más.
“Ojalá siga creciendo hasta llegar a mi sueño, que es tener una librería” y así va a ser, esa librería llegará.
Para finalizar, agregó, “siempre el agradecimiento a los que me acompañan y confían en mi a la hora de hacer un regalo. Tengo clientas/es muy fieles a Canguicha desde el inicio y obviamente, a mi familia, que sin ellos nada hubiera sido posible” desde su familia y amigos que comparten publicaciones, hasta su hijo Augusto que la acompaña en cada paso, en cada reparto, en cada sección de fotos, “esto, es un emprendimiento familiar”.
Deseamos que sigan los éxitos, y que vayan a “chusmear” todo lo hermoso de su tienda, pueden encontrarla como @canguicha.

Compartir en: