Press "Enter" to skip to content

Carlos Monzón y Alicia Muñíz: a 33 años del primer femicidio célebre

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Al caso, se lo considera el primer paso de una marcha lenta: Tendría que pasar casi un cuarto de siglo para que se estableciera la figura legal, hecha ley en diciembre de 2012

Por Julio Bazán.

En 1970, Carlos Monzón se consagró campeón mundial de boxeo y se transformó en ídolo. En 1977, fue condenado a dos años de prisión después de agredir físicamente por enésima vez a su esposa, Mercedes Beatriz “Pelusa” García, pero un indulto del gobernador militar de Santa Fe vicealmirante Jorge Desimone, lo salvó de la cárcel. Susana Giménez admitió públicamente, que en 1976 el púgil la golpeó y le dejó un ojo negro, cuando de novios filmaban una película en Nápoles, aunque sus allegados sostienen que no fue la única vez.
El 14 de febrero de 1988, por último, Monzón asesinó en Mar del Plata a Alicia Muñiz, la madre de su hijo Maximiliano, que ya lo había denunciado judicialmente dos veces por violento. La estranguló y la arrojó inerte desde un balcón asomado a casi cuatro metros de altura. Murió por fracturas múltiples de cráneo.
“Les pegué a todas y nunca pasó nada”, exclamó extrañado Monzón cuando el 3 de julio de 1989 fue sentenciado a once años de cárcel por homicidio simple (el fiscal había pedido dieciocho).
El crimen fue una culminación casi natural de su propensión a la violencia hacia sus parejas, más brutal y peligrosa por su condición de boxeador. Su gloria deportiva (la impunidad del ídolo) lo había protegido hasta entonces de los castigos de la justicia y de la opinión pública.
La condena despertó una inédita reacción en la sociedad: La notoriedad del personaje “destapó” el fenómeno social y público de la violencia machista contra las mujeres, del que no se hablaba. Se lo considera el primer paso de una marcha lenta y llena de obstáculos. Tendría que pasar casi un cuarto de siglo para que se estableciera la figura del femicidio, hecha ley en diciembre de 2012.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin