Press "Enter" to skip to content

Conozca los vinos orgánicos, veganos, biodinámicos; vinos sustentables y ecológicos

Vinos sin insumos de origen animal, sin aditivos químicos, con influencia de la luna, auténticos vinos orgánicos y veganos.
Una alternativa ecológica y medioambiental acorde con la filosofía y estilo de vida de las personas que se preocupan por el planeta.
Vinos que marcan la tendencia mundial no solamente por sus cualidades ecológicas sino por la gran importancia que le dan las personas preocupadas por el futuro del planeta, que buscan productos sin químicos ni aditivos, que sean sustentables y respetuosos con el.

Conozca los vinos orgánicos, veganos, biodinámicos; vinos sustentables y ecológicos

¿Qué son y qué condiciones cumplen?

Los vinos orgánicos son aquellos que no utilizan insumos químicos (fertilizantes, pesticidas, herbicidas o fungicidas) durante el cultivo ni durante su procesamiento en bodega.
En los viñedos orgánicos los procesos de fertilidad, control de malezas, control de plagas y enfermedades son realizados con productos naturales. Por ejemplo, para abonar los suelos se usa compost de residuos de la uva (pieles, pepas y escobajos) mezclado con estiércol de vaca y paja. El control de malezas se realiza no con herbicidas químicos sino cortando con máquinas las malezas.
-Finalmente, para evitar plagas y enfermedades, se aplican biopesticidas y se crean condiciones de biodiversidad donde plantas, insectos y bacterias combaten de manera natural a los insectos dañinos y evitan la aparición de enfermedades en la vid.
Luego del cultivo y la cosecha, los vinos orgánicos deben cumplir ciertas condiciones en su elaboración para ser considerados como tales. Entre ellas están el uso de levaduras naturales en la fermentación, el envasado en vidrio con corchos naturales, y en la reducción o eliminación de los sulfitos. Los sulfitos son elementos derivados del azufre y que son utilizados para conservar alimentos y bebidas. En los vinos, los sulfitos reducen la oxidación y evitan contaminaciones por microorganismos. En una botella tradicional aparecen hasta 150 miligramos de sulfitos por litro mientras que en una orgánica, sólo está permitido un máximo de 100 miligramos por litro. Los vinos orgánicos certificados llevan en sus etiquetas sellos como el USDA, del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, o el sello orgánico de la Unión Europea. Estas certificaciones garantizan la trazabilidad y el cumplimiento de los requisitos que deben llenar los productos orgánicos.

Vinos veganos: vinos sin insumos de origen animal

Muchas personas al oír hablar de ‘vinos veganos’ pensarán en una contradicción a la lógica, pues al ser el vino una bebida preparada con el mosto fermentado de las uvas, el elemento “animal” no parece entrar en la ecuación. Lo cierto es que, en la elaboración de los vinos, se utilizan proteínas de origen animal como albúmina de huevo o gelatinas de cerdo o de pescado.

  • Estas sustancias se usan para clarificar, limpiar, filtrar y decantar los vinos y eliminar partículas sólidas y para suavizar los taninos de las uvas. En los vinos veganos estas funciones se realizan por medio de decantaciones naturales, o con productos vegetales o con la bentonita, un tipo de arcilla. Los vinos veganos son entonces aptos para personas que llevan dietas veganas o vegetarianas. Estas botellas llevan certificaciones como las de The Vegan Society, V-Label de la Vegetarian European Union o la Vegetarian Society o Liaf Control, entre otros sellos.

Vinos biodinámicos: vinos con influencia de la uva y de la luna

En el mundo del vino orgánico también existe otra categoría, la de los biodinámicos. La agricultura biodinámica está basada en las teorías de Rudolf Steiner, un filósofo, pedagogo, artista arquitecto austríaco, quien en 1924 presentó un manifiesto en el que abogaba por un retorno a saberes ancestrales en la agricultura, por lograr una granja autosustentable y diversa, por ver el cultivo como un todo holístico que debe mantenerse en equilibrio.
Todo vino biodinámico es orgánico, pero no todo vino orgánico es biodinámico. Los vinos biodinámicos van un paso más allá que sus pares orgánicos al involucrar diversidad de fauna y flora en los viñedos sembrados junto a plantas nativas o con la presencia de animales de pastoreo o de colmenas de abejas. Los cultivos biodinámicos contemplan actividades como siembra, poda y cosecha de acuerdo a un calendario basado en las fases lunares como menguante y creciente. En este tipo de agricultura se usan los llamados preparados biodinámicos, mezclas de plantas como ortiga, manzanilla, diente de león y valeriana además de boñiga de vaca y cuarzo. Estos preparados se utilizan para vitalizar el suelo de los viñedos.
Los vinos biodinámicos son certificados por el sello Deméter que verifica el cumplimiento de los principios de la biodinámica en los cultivos de la vid y en la vinificación.
Y aunque muchas personas podrían pensar que la biodinámica como algo de charlatanes por sus elementos ‘esotéricos’, lo cierto es que es que estas prácticas tienen un probado efecto positivo en la calidad de un vino.
-Acercate a Vinoteca La Bodega, aquí encontrarás estos vinos que son tendencia en el mundo.
Pellegrini 2132, tel. 2342 427381, whatsapp 2342 485536.

Compartir en: