Press "Enter" to skip to content

¿Cuál es la importancia de mantener el hábito de la lectura?

En los últimos años, la sociedad global reflejó un alarmante desapego a la lectura convencional.

La lectura es un proceso mental y visual. En este proceso se deduce el significado de un texto, se interpreta su contenido, se comprende el mensaje, se realizan inferencias y cuestionamientos. Cabe remarcar que leer no es solo reproducir un texto en sonidos, sino que es una actividad de interacción. Cuando se escribe un texto, se organiza el contenido del pensamiento de manera que el otro pueda comprenderlo mediante la lectura.
El barómetro de la deuda social de la infancia, publicado por la Universidad Católica Argentina, publicado años atrás, resaltaba que el 49% de los niños que vivían en urbanizaciones informales no solían compartir cuentos en familia, así como tampoco mantienen el hábito de la lectura. Esto refleja un claro desequilibrio sociocultural, político y geográfico que nuestro país debe afrontar.

¿Cuál es la importancia de mantener el hábito de la lectura?

La falta de interés de la juventud
Recientes estudios realizados en la universidad Massachusetts, revelaron en los jóvenes una clara falta de interés por la lectura, esto tiene que ver con el entorno en que se desenvuelven. Un entorno que, en el mayor de los casos, naturaliza lo superficial, el exhibicionismo y es adicto a las redes sociales. Lo sorprendente, es el desconocimiento del valor de un libro, de la riqueza de sus páginas, del léxico que dispara la imaginación y la fantasía.
Es importante que desde las infancias se adquiera el hábito de leer. En la actualidad, los niños, con el impacto de las nuevas tecnologías, generalmente no suelen abordar los hábitos de lectura. Por eso, padres y maestros deben hacer el esfuerzo por enseñarles a disfrutar de la lectura y reflexionar.
Principales beneficios de generar un hábito de lectura
Aumento de la inteligencia: Cuando una persona dice que lee mucho instintivamente se la interpreta como una persona inteligente y culta, la gran mayoría de las personas exitosas han leído una gran cantidad de libros durante toda su vida.
La lectura mejora la concentración, debido a que con la cantidad de distracciones que existen en la era digital, mucha gente pierde la noción de lo que realmente significa estar concentrado. Se comprobó que, en un tiempo estimado de 5 minutos, una persona se puede distraer entre cuatro y seis veces con una pantalla digital. Es por esto que se tarda en llegar a un estado pleno de concentración, aproximadamente, diez minutos.
Para seguir el hilo de una historia es necesaria una concentración y atención prolongada, por lo que la lectura sirve también para ejercitar la concentración y la capacidad de estar inmerso en una tarea.
Resulta una oportunidad para destacar: Hoy en día un porcentaje reducido de la población lee. Se ha generado un estigma para con los libros en donde se los proyecta como “aburridos” e “innecesarios”, pero en realidad es una de las cosas más importantes que jamás se han creado y una de las principales razones por las cuales nos descubrimos.
Los buenos libros han sido escritos por personas que han vivido muchas más experiencias que uno mismo y que exponen sus fracasos para que los demás no tengan que pasar por ellos. Muy poca gente se aprovecha de este recurso tan valioso, dejando a los que conocen este secreto absorber toda esa sabiduría, que ayuda a avanzar más rápidamente en sus vidas. Es fundamental comprender que la lectura es una forma de diferenciarse en un mundo competente y lograr objetivos de una forma más rápida.
Estimulación mental: El alzheimer es una de las enfermedades en auge en nuestra sociedad, nunca ha habido más casos de esta patología en la historia del ser humano. Las principales causas que se han atribuido al alzhéimer se resumen en la baja estimulación mental que practica el ser humano contemporáneo.
Una baja estimulación mental es el equivalente a que una persona se tumbe en una cama durante un año, cuando se levante lo más seguro es que sus músculos se hayan atrofiado, impidiendo hasta que se mantenga de pie.
Ocurre lo mismo con el cerebro, si no se usa se hace menos potente y si se utiliza, se vuelve más fuerte y ágil. Es decir que estimular el cerebro es un requisito para evitar enfermedades como el alzheimer y una manera rápida de poner a la muerte en marcha es leer. Es sorprendente como una actividad tan simple puede tener tantos beneficios
Ampliación del Vocabulario: El recurso más simple y fundamental del habla es la palabra, cuanto más extenso sea el vocabulario más fácil será para expresarnos y comunicarnos con otras personas de una forma elocuente.
La lectura mejora el vocabulario y desarrolla una librería mental de palabras que, inevitablemente se abren paso en las conversaciones diarias y antes de que el lector lo note, terminará hablando de una forma más elegante, permitiendo una comunicación con mayor soltura y precisión.
Diversión: Una de las cosas que más sorprende a la gente cuando empieza a leer es que lo terminan disfrutando. Cuando se empieza a leer con mayor regularidad se nota que al principio la mente se cansa rápidamente y como cuesta digerir lo que se lee, pero a partir de un cierto número de páginas a medida que los días pasan, resulta cada vez más fácil y entretenido. Esto permite disfrutar de los libros y crear imágenes mentales más vívidas, como si se hablase de una “película mental”
La cultura de la lectura es una herencia cultural que todas las generaciones deberían incorporar como hábito diario, no solo para beneficiar su salud y su futuro, sino principalmente la imaginación. En nuestra ciudad existe un gran material bibliográfico para incursionar, del cual no se tiene conocimiento. La lectura es un factor indispensable si se aspira a una localidad superior.

Compartir en: