En este sábado de artistas queremos presentarles a Daniel Montovani, quien se encuentra viviendo en nuestra ciudad, y quien nos cuenta que el estar aquí, hizo que comiencen a despertarse inquietudes artísticas y de cuestiones medioambientales.
Sus comienzos fueron con el Grupo Tropilla, dónde hizo teatro durante cinco o seis años y con quienes presentó varias obras y visitó varias ciudades. Luego de un tiempo se encontró con la posibilidad de hacer Clown, algo que iba a ofrecer una amiga artista marplatense.
“Fue una alegría enorme y un descubrimiento maravilloso encontrar esto de poder romper la cuarta pared del teatro e involucrarse de lleno con el público”, para él fue un aprendizaje, ya que trabajaba en un lugar muy estructurado, y así pudo ver que la vida era un juego, que era algo que le simplificaba los días y que se podía reír de todas las situaciones, “porque todas las situaciones eran graciosas de alguna manera, según la óptica que uno le ponga”. Así que esto fue una gran herramienta que incorporó en el camino y viene desarrollando hace 11 años.

Ha dado clases junto con una profesora para niños, “pudimos hacer un montón de cosas, desde ir a visitar los hogares de niños, de ancianos, las escuelas especiales, además de tardes de abrazones, hemos realizado un montón de cosas que nos han llenado el corazón. Es una vivencia muy mágica en mi vida”.
También junto a Lucas Bravo, un hermano del alma para él (así lo menciona) llevaron a cabo un proyecto que se llamó rayuelas, “empezamos a pintar Rayuelas invitando a distintos artistas locales a pintarlas en diferentes veredas de la ciudad, un proyecto que estuvo muy hermoso y despertó un montón de cosas maravillosas, y un montón de encuentros entre padres e hijos, en un mismo juego” esto hizo que se encuentre con la plástica y con la pintura.
Daniel se ha involucrado (aún continúa) con el medio ambiente, algo que le pareció esencial y que ve que la juventud hoy está comprometida y empujando con mucha más fuerza. Ha militado durante mucho tiempo.

“Hoy veo que los chicos vienen con una fuerza mucho mayor y lo expresan con mucha creatividad, desplegando toda esa necesidad del encuentro con el medio ambiente y el entorno”.
Menciona también que conoció a un herrero artista que le enseñó a jugar de grande, que le mostró cómo hacer sus propios juguetes, piensa que es una oportunidad que esperó desde chico, “me hizo despertar una creatividad que la pude desarrollar dentro de lo que es la fuente de los deseos”, esto se encuentra en la Cocinita Creativa, allí cada uno puede ir a poner sus deseos, como él lo ha hecho.
En la actualidad se encuentra en los talleres de Eliana Mola, participando de Clown y las ImproClow, lo cual le encanta. También toma los talleres de la artista Giommi, que son de danza, improvisación y entrenamiento, encontrándose en el staff.
También se dedica a la astrología, la lectura de cartas, porque se encuentra estudiando en una escuela, Casa Once, “me estoy encontrando en la combinación de las multidisciplinas que he desarrollado”.
Este artista de gran trayectoria tiene en mente continuar ampliándola, ya que este mundo es el que abre las puertas que no sabía que existían. Quienes quieran conocer más acerca de su historia están más que invitados a seguirlo en redes sociales.

Compartir en: