Deporte: ¿Gastar o invertir…?

A veces querer justificar la desigualdad genera más desigualdad

En una de las provincias más pobre de la Argentina con el 45,4 % de la población viviendo por debajo de la línea de la pobreza, el Presidente de la Nación pretende «justificar» la construcción del estadio Único Madre de Ciudades de Santiago del Estero, con capacidad para 30.000 espectadores utilizando la palabra «igualdad», al declarar que » … la provincia merece tener un estadio de esas características …»

Calificado como una obra faraónica, comenzó su construcción con un presupuesto inicial de $ 970 millones, pero terminó costando más de $ 1.500 millones: cuántos centros de desarrollo, de mediano y alto rendimiento, programas de inclusión, promoción deportiva y becas para niños ,jóvenes y adultos, podrían ponerse en marcha con esa suma?
Cuando el uso del recurso público no está dentro de una planificación y de políticas deportivas pensadas y proyectadas seriamente, dejan de ser una inversión para transformarse en su gran mayoría en un gasto.

Por: Prof. Jorge Castillo.
Comisión de Políticas Deportivas.
Comité UCR BRAGADO

Compartir en: