Día del Médico, carrera que sigue despertando adhesiones

Desde 1956 cada 3 debdiciembre se celebra dicha fecha en Argentina, debido al médico Carlos Juan Finlay, quien nació en esta fecha pero en el año 1833, y fue quien descubrió como se transmite la fiebre amarilla.
En esta oportunidad, en este día tan especial, dialogamos con Lorenzo Fernández, joven bragadense que luego de mucho esfuerzo y sacrificio, en éste 2022, precisamente el 2 de agosto, se recibió de la carrera que eligió cuando finalizó el colegio secundario. Aunque esta no fue su primera opción; había evaluado la carrera de Contador Público ya que su mamá ejerce está profesión, pero ella le sugirió que busque su propio camino, que intente ir más allá.

-Y cuando lo hizo, surgió Medicina, porque cuando se imaginó estudiándola, sentía que esto lo podía hacer feliz y brindar tranquilidad ayudando a la gente, que en este caso serían sus pacientes.
Una vez que emprendió camino, se dio cuenta que no se había equivocado, que esto era lo que quería para su actualidad y su futuro: quería ser MÈDICO.
“El proceso fue bastante tedioso al principio”, ya que no se encontraba, esto sucedió en el CBC de ingreso y en el primer año, debido a la organización de materias y su forma de estudio. “Mi amor por la carrera empezó el segundo año, cuando tuve fisiología, ahí empecé a ver temas que me gustaban mucho más, entonces todo cambió a partir de ese momento”.
Aprobaba todos los parciales y finales, disfrutaba el proceso, se adaptaba a lo que la famosa Universidad de Buenos Aires requería.

“Hoy en día estoy contento, contento de ya haber podido dar todas las materias de la carrera” en la actualidad se encuentra realizando el internado anual rotatorio, en el cual realiza prácticas, yendo a hospitales de lunes a viernes, y dónde rota por diferentes materias y profesionales, “ahora estoy rotando obstetricia” en el Hospital Pirovano, allí está con las obstetras en diferentes lugares, a veces en la sala de parto, otras en consultorio, observando y aprendiendo los diferentes roles que desarrollan. También estuvo en clínica médica, anestesióloga, terapia intensiva y todas las que vendrán.
“Estoy feliz de ya estar terminando”. En dos semanas sus rotaciones finalizan, y debe rendir un examen, el cual le va a permitir obtener al fin la matrícula, con la que podrá tramitar su tan esperado título de médico.

Le preguntamos que esperaba para su futuro, a lo que respondió que tiene como idea continuar viviendo en Buenos Aires, para poder hacer su residencia, cuenta allí con mejores recursos que en el interior, “me conviene para mí formación como médico, volver a Bragado por ahora no es una opción”. Luego de la residencia decidirá si continúa con post grados o no, para ir especializándose continuamente.
Aunque la especialidad que llama su atención es la de médico clínico, como también la sección de terapia intensiva, nada es seguro, pero sí sabe que va a continuar, que esto es recién el comienzo, “elegir una especialidad para los estudiantes de medicina es a veces más complicado que elegir otra carrera”.
Lorenzo quiere invertir su tiempo en estudiar y en seguir incursionando esta profesión que le apasiona, para poder ser, el profesional que desea.

¡Feliz día, para vos y todos los médicos!

Compartir en: