Día Mundial de los Océanos: invita a promover gestiones sostenibles para los Océanos

Desde el año 2008, cada 8 de Junio se conmemora el Día Mundial de los Océanos, invitando a promover gestiones sostenibles para los Océanos y cuidado de nuestros mares, a raíz del fuerte impacto que está generando la contaminación en las especies marinas.
Este año el lema es: “Revitalizar los océanos a través de la acción colectiva”. Se trata de un llamado solidario a cuidar lo que nos ofrecen los mares.

“La fecha es un recordatorio de lo importante que son los océanos para nuestra vida. Ellos desempeñan un papel fundamental en el control del clima, ya que son importantes sumideros de carbono, y son una fuente esencial de alimentos”, reflexiona Angelo Fraga Bernardino, oceanógrafo, ecólogo marino y explorador de National Geographic Society.
Por su parte, Cristian Lagger, biólogo marino, investigador del Laboratorio de Ecología Marina del Instituto de Diversidad y Ecología Animal (IDEA/CONICET) de Argentina, añade: “Es una fecha muy especial para intentar transmitir este mensaje a la gente y que entienda que si no miramos al océano estamos perdiendo el 70 por ciento de nuestro planeta”.

¿Por qué son importantes los mares?
Hay cinco océanos en el planeta: el Atlántico, el Pacífico, el Índico, el Ártico y el Austral (o Antártico), este último reconocido oficialmente como océano por el Comité de Política Cartográfica de National Geographic hace exactamente un año. Pero a pesar de esta división, para Bernardino es un error pensar que las grandes masas de agua que rodean a los continentes son cosas diferentes: “El océano es un vínculo para la humanidad y todas sus partes están conectadas. No son varios océanos, es un solo planeta oceánico”.
El océano es esencial para la vida humana porque es fuente de alimentos, transporte, generación de energía, ocio y regulación del clima, además de albergar una enorme biodiversidad.

En cuanto a la biodiversidad, los ecosistemas marinos albergan al menos 230.000 especies de plantas, invertebrados, peces y otros vertebrados, según el Censo de la Vida Marin. Además, los científicos del censo estimaron que, por cada especie marina conocida por la ciencia, hay al menos cuatro que aún no se han descubierto.
“El océano puede ser incluso más diverso que los bosques terrestres y el papel ecológico de toda esta diversidad es importante no sólo en los ecosistemas locales, sino que también desempeñan funciones realmente importantes a nivel global”, detalló Lagger. Como ejemplo, el biólogo marino menciona la relevancia de los organismos oceánicos para la producción de oxígeno en la atmósfera.
Según información de los Centros Nacionales de Ciencias Oceánicas Costeras de Estados Unidos, los investigadores estiman que entre el 50 y el 80 por ciento de la producción de oxígeno de la Tierra proviene del proceso de fotosíntesis de las especies del plancton oceánico.
Los mares también son esenciales para la regulación del clima del planeta, ya que absorben el CO2 y el calor de la atmósfera. A través de la circulación oceánica (corrientes), el calor es absorbido y distribuido por todo el planeta, desde los trópicos hasta los polos y desde la superficie hasta el fondo del mar.
Las amenazas a las que se enfrentan los océanos:
Al igual que otros ecosistemas del planeta, varios estudios demuestran que los entornos marinos están sufriendo cambios debido a la degradación de la acción humana. Entre los principales problemas, mencionaron la explotación excesiva de los recursos pesqueros, la contaminación de los mares, sobre todo por plásticos, y los efectos del cambio climático.
Algunas de las consecuencias de la crisis climática en los océanos:

  1. El aumento de la temperatura de las aguas superficiales;
  2. El deshielo de los polos con el consiguiente aumento del nivel del mar (que amenaza a las poblaciones costeras);
  3. Los cambios de temperatura en las corrientes marinas con efectos negativos sobre el transporte de nutrientes y la producción de oxígeno;
  4. La acidificación de los océanos, que afecta significativamente a los arrecifes de coral;
  5. Los cambios en los ciclos oceánicos que potencian fenómenos como El Niño.
    Este último, como fenómeno importante para la estabilidad del clima en varias regiones, puede provocar un aumento de la frecuencia e intensidad de los fenómenos extremos, como huracanes y tifones, si aumenta su intensidad. Según Bernardino, esto ocurre porque “el agua es un conductor térmico, lo que convierte al océano en un enorme portador de energía (en forma de calor) para el planeta”. De acuerdo con el oceanógrafo, cuando el agua se sobrecalienta y hay un exceso de energía liberada a la atmósfera, se producen anomalías capaces de generar catástrofes, como grandes tormentas y huracanes.
    La pérdida de biodiversidad, para Lagger, también es motivo de preocupación. “Es una consecuencia directa de casi todos los problemas que vemos en los entornos oceánicos en la actualidad. Lo peor es que todavía hoy existen varias especies que desconocemos. Puede que estemos perdiendo especies mucho más rápido de lo que podemos encontrarlas.”
    Según un informe reciente de la ONU, el 90% de las grandes especies marinas sufrieron una merma en las últimas décadas y el 50% de los arrecifes de coral, que pueden contener hasta mil especies por metro cuadrado, están destruidos.
    Y otra cifra que alarma: cada año se arrojan 13 millones de toneladas de plástico en el mar, una práctica que trae consecuencias irreparables en los hábitats marinos y afecta la seguridad de la pesca, la navegación y el turismo. Los más pesimistas estiman que para 2050, la cantidad de plástico superará la cantidad de peces en los mares.
    ¿Qué podemos hacer para ayudar?
    -Reducir en lo posible el consumo de plástico: sorbetes, vasos, botellas, bolsas… el plástico está en todos lados, pero es una buena idea empezar a ser conscientes de cómo podemos reemplazarlo por opciones biodegradables, como bolsas de tela y envases de cartón.
    -No arrojar basura en el mar ni en la playa y colaborar activamente cuando vamos a pasar el día en la arena: llevar una bolsa para juntar.
    Fuente y Referencia:
    Fernando Miñarro. (2022). Día Mundial de los Océanos: malas y buenas noticias para el mar argentino. La Nación.
    National Geographic. (2022). Día Mundial de los Océanos: por qué se celebra el 8 de junio.

Compartir en: