Press "Enter" to skip to content

Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaró el 15 de junio como el “Día mundial de toma de conciencia contra el abuso y el maltrato en la vejez”. Esta declaración fue promovida por un trabajo conjunto entre el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, la cancillería y la Misión Argentina ante la ONU.
El organismo internacional reconoció oficialmente el abuso hacia las personas mayores como un problema social global que afecta los derechos de millones de personas en todo el mundo y que merece la atención de la comunidad internacional.

El Gobierno nacional realizó una presentación ante la Asamblea General para que incluya el 15 de junio como el día en que se promueve la toma de conciencia contra el abuso y el maltrato en la vejez, lo que implica un logro más en la reivindicación de los Derechos de las personas mayores.
La violencia puede ser de varios tipos: física, psicológica, sexual, económica, institucional. También reflejar un acto de negligencia intencional o por omisión.
Es importante remarcar que en muchos de los casos el agresor suele ser conocido por la persona mayor. Esto es así porque las situaciones de violencia suceden dentro del contexto familiar y/o en la unidad donde se proveen los cuidados (geriátricos, hogares, residencias) sin importar el espacio físico donde ocurran.
El maltrato a las personas mayores es un problema universal y se ve reflejado a través de comportamientos, actitudes y prejuicios dentro de la comunidad.
La Convención Interamericana sobre la Protección de los derechos humanos de las personas mayores define como maltrato, la acción u omisión, única o repetida, contra una persona mayor que produce daño a su integridad física, psíquica y moral y que vulnera el goce o ejercicio de sus derechos humanos y libertades fundamentales, independientemente de que ocurra en una relación de confianza.
Con la pandemia adquiere un significado aún más fuerte, ya que en todo el mundo las personas mayores tienen un riesgo mayor de mortalidad y enfermedades graves asociadas al COVID-19.
La Dirección de Tercera Edad de Bragado busca fortalecer las herramientas para la defensa y promoción de los derechos de las personas mayores, es por eso que se han puesto en marcha programas para apoyar a las personas mayores en lo referente a su salud mental y económica durante esta crisis sanitaria, como también programas recreativos como el Programas Bien Activos.
La distancia social y física que han debido tomar para protegerse del contagio ha mermado sus vínculos afectivos, debilitado sus redes de apoyo y los ha dejado en soledad y con altos niveles de depresión, ansiedad y angustia, por eso desde la Dirección están presentes para acompañar, contener, y apoyar a los vecinos y vecinas de Bragado.
La directora Valeria Albici agregó: “A continuar redoblando nuestros esfuerzos para proteger la vida y la integridad de las personas mayores en un contexto de interdependencia y solidaridad, siendo relevante garantizar sus derechos humanos para que ninguno de ellos se quede atrás”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin