Press "Enter" to skip to content

Día Mundial del Reciclaje: prendas artesanales, tintes naturales y estampa botánica

En el marco del día mundial del reciclaje, que se celebra hoy 17 de mayo, estuvimos conversando con Johanna Lyall –más conocida como “Jowy”- quien tiene un emprendimiento de prendas artesanales, hechas con tintes naturales y estampa botánica, llamado “CUC. Desde la Tierra”.

Jowy es diseñadora en indumentaria, recibida en La Universidad de Buenos Aires, en La Facultad de Diseño y Urbanismo. Nació en Almagro y, desde hace unos años, vive en Bragado. Nos cuenta que en el año 2013 realizó un viaje por el Sur del país con una diseñadora mexicana textil, un videógrafo y un ceramista, para documentar tejidos y técnicas ancestrales. Luego ella siguió el viaje por el Sur y el Centro de Chile. Recuerda esa experiencia como la primera etapa en su interés por la técnica y los tejidos ancestrales.
Su proyecto actual “CUC. Desde la Tierra” nace en el año 2019 como pre-tesis y a finales del 2020, en plena pandemia, lo dio a conocer.
En un principio, comenzó trabajando con teñido natural y , con el tiempo, desarrolló también la estampa botánica.

Día Mundial del Reciclaje: prendas artesanales, tintes naturales y estampa botánica

Jowy remarca la importancia sobre la conciencia ambiental y el consumo: “No solamente qué consumimos, sino también cómo lo consumimos y de qué manera se puede hacer circular”. Agrega que hoy en día sigue informándose y estudiando constantemente sobre las técnicas y los textiles.
En su caso, las telas que utiliza son 100% algodón y también compra telas de una Cooperativa de Chaco que son tejidos libres de agrotóxicos. En algunos casos, utiliza descarte textil, es decir, descarte que está fuera de uso en fábrica.
En su elección de no utilizar tela de poliéster, “Jowy” nos informa que es una tela que, en el lavado, desprende microplásticos y que esos microplásticos van al océano. También nos habla sobre la importancia de la ropa circular, por ejemplo, comprando en ferias americanas e intercambiando prendas.
La industria textil, expresa, es una de las industrias más contaminantes que hay en el planeta tierra. Se utiliza muchísima agua para los tejidos y sustancias muy tóxicas. Por más que las telas se reciclen, cuando uno la lava, sí o sí desprenden microplásticos que van al agua al océano.
Volviendo a su proyecto como diseñadora y a la importancia de generar conciencia ambiental, “Cuc. Desde la Tierra”, nos cuenta, no sólo tiene en cuenta el cuidado del planeta tierra, sino también el cuidado de nuestro cuerpo, utilizando materiales degradables y nobles.
Actualmente está dictando un Workshop sobre Estampa Botánica, que consta de un nivel inicial en donde se aprende la técnica desde cero, con una charla introductoria e informativa sobre la técnica, las plantas locales y los descartes comestibles que podamos utilizar. En base a esa información adquirida, cada uno/a puede plasmarla en alguna prenda que lleve. Es ahí, agrega, que se introduce el concepto del reciclaje, la circularidad y la reutilización de la prenda, dándole una nueva vida antes de descartarla. Por su parte, en la etapa práctica, la primera instancia es la cocción de la prenda, que tarda alrededor de 1 hora para que luego, justamente, se pueda realizar la estampa.
Lo que aconseja es que, cuando se utilizan tintes naturales hay ciertas cosas para tener en cuenta: por ejemplo, si utilizamos algún material proveniente de la naturaleza, no lo hagamos de manera masiva, porque eso también sería nocivo. Ella, por ejemplo, recicla sus materiales y los reutiliza: “Es un círculo súper importante para cumplir”.

Día Mundial del Reciclaje: prendas artesanales, tintes naturales y estampa botánica

En cuanto a lo medioambiental en la actualidad, remarca que se ha generado más conciencia ambiental en relación al consumo capitalista de lo que es la producción masiva de ropa. Hay muchas alternativas y la gente está más abierta y predispuesta a consumir esas alternativas.
En su trabajo artesanal, no sólo le brinda importancia a la creación de prendas únicas en su estampa, tipología y formas, sino también en el hecho de qué es lo que consumimos, cómo lo consumimos y para qué lo consumimos. Insiste en la importancia de “la moda lenta”, en la realización de un trabajo que consta de un proceso diario. Jowy, por su parte, trabaja por cápsulas, donde realiza diferentes prendas en relación a distintos tipos de cuerpos, materialidad y temporalidad de cada material. El desperdicio, dice, se re-utiliza y si utiliza tintas son solubles en agua.
Una de las cosas que cuestiona es que, generalmente, la gente le da más importancia al precio que a la calidad y eso deviene del consumo de la ropa en el momento, es decir, se prioriza un precio más barato, pero no hay un detenimiento en la composición: de qué está hecho, cómo está hecho, quién lo cosió, cómo lo cosió. En ese sentido, agrega sobre la importancia de pensar sobre los y las trabajadores/as textiles y las condiciones laborales de precarización en las que se encuentran muchas veces, por ejemplo, en los talleres clandestinos, talleres tercerizados o trabajos en negro, no cumpliéndose los derechos a los trabajadores.
Finaliza expresando que le parece interesante que las nuevas generaciones puedan tomar conciencia sobre el reciclaje en las prendas.
“No tenemos un planeta b. Es importante cuidar nuestro planeta, no sólo con las prendas que elegimos para vestir, sino también separando la basura, cuidando el agua y repensando los alimentos que consumimos y cómo lo hacemos”, concluyó.

Compartir en: