Dialogamos con Carla Bruno sobre la charla que brindarán para debatir la Ley de Salud Mental

El día viernes 1 de Julio a las 18:45 hs, en el Microcine del Centro Cultural Florencio Constantino, se estará realizando una jornada para debatir sobre la modificación de la Ley de Salud Mental.
Carla Bruno, Presidenta de la Coalición Cívica ARI, nos cuenta que la propuesta surge en conjunto con otros espacios, en una jornada apartidaria, que los convoca con el objetivo de debatir sobre a Ley de Salud Mental.
La Ley de Salud Mental se sancionó en el año 2010 y, expresa Carla, en estos 12 años no ha logrado llevarse a cabo con éxito. Ha dejado a las familias de personas con problemas psiquiátricos o personas con adicciones a droga sin tener un lugar o a quien recurrir.
La Ley considera que la Salud Mental es una construcción social, económica, entre otras cosas, “pero el concepto de salud mental es si uno tiene la capacidad de decidir por sí mismo. Una persona que está afectada por diferentes tipos de enfermedades, como esquizofrenia, bipolaridad, o por una adicción a las drogas, tiene momentos que carece de esa capacidad para tomar una decisión. Esto hace que las familias no puedan convencerlos de internarlos, pero que tampoco puedan llevarlos a un lugar donde los protejan, porque dificulta tanto la internación involuntaria, que la hace prácticamente imposible”, añadió.
Además, la Ley es contraria a las Instituciones Monovalentes, es decir, a las Instituciones especializadas en temas psiquiátricos, es por ello que, cuando se internan a los pacientes, la familia tiene que hacerlo en Hospitales o Sanatorios comunes que, por más que se esfuercen, no tienen los protocolos de seguridad pertinentes y necesarios para la propia protección de la persona. Por ese motivo es que el paciente termina dejando la internación si así lo quiere, aunque no esté listo para enfrentarse al mundo.
Es por esto que se hará presente a la charla-debate, la diputada Nacional de la Coalición Cívica-ARI, -quien es la redactora del Proyecto de Reforma de la Ley de Salud Mental-, Marcela Campagnoli.
Marcela abordó este proyecto de Ley para poder debatirlo en el Congreso, escuchando a las madres de personas con problemas psiquiátricos, quienes, desde hace un tiempo, están intentando visualizar el problema que tienen para acompañar o cuidar a sus hijos.
Carla cuenta que, hace unos días, escuchó decir a una de las mamás que acompaña a Marcela Campagnoli, “hoy en día solo hay tres caminos: la cárcel, porque muchos padres lo denuncian a la policía para protegerlos de sí mismos, un hospital común o el cementerio.” El hijo de esta madre se suicidó y, hoy en día, está bregando porque no pase lo mismo con otros casos. También estará formando parte de la charla la Jefa de Servicio de Salud Mental del Hospital, María Graciela Burga Bielsa, y el Licenciado en psicología, Germán Labollita, quien también es el coordinador de una comunidad terapéutica, llamada “Cuarta Opción”. En ese sentido, Carla agrega: “Me parece interesante que los actores de la sociedad escuchemos a los que están en el tema y debatamos la Ley de Salud Mental. Y de paso apoyemos para que esta Ley, que no funcionó, se debata en el Congreso, porque es urgente.”
Carla, como abogada, recibe muchas consultas de familias por este motivo y para accionar a través del código civil, porque realmente no tienen medios para luchar contra el problema de su hijo: “Ignorar el problema sólo trae muertes y sufrimientos para las familias que verdaderamente no saben qué hacer.”
En cuanto a las enfermedades psiquiátricas o de adicción dentro de la sociedad, agrega que la salud mental es muy importante. Así como todos los que sufren diferentes enfermedades o patologías necesitan de un médico que les brinde un tratamiento adecuado, lo mismo debería suceder en la ocupación de la salud mental.
Cabe mencionar que muchos centros de internación para pacientes que padecen estas enfermedades suelen ser hostiles: o no están preparados con las herramientas necesarias para el tratamiento y la protección del internado, sino que suelen carecer de contención, actividades recreativas o espacios verdes.
Para finalizar, Carla expresó que “La Ley de Salud Mental tiene un desprecio por el psiquiatra, que lo vuelve un mero cuidador. No puede hacerse cargo del tratamiento del paciente, y eso es un gran defecto de la Ley actual. Hablar de salud mental es fundamental, para poder lograr procesos, tanto en la investigación como en los tratamientos, como medidas más efectivas en la sociedad para solucionar los problemas. Creo que no podemos seguir ocultando bajo la alfombra que las personas con enfermedades psiquiátricas o droga-dependientes están abandonas a su suerte.”

Compartir en: