Dialogamos con Sabrina Sánchez, quien llevara adelante una performance en el mes de Noviembre

-La misma tendrá conclusión en la galería de Arte del Centro Cultural Florencio Constantino.

Ella, es artista visual, fotógrafa, performer y docente en nuestra ciudad.
En el marco del mes de la no violencia contra la mujer, hará una curaduría que llevara el nombre “Lo que ven, lo que no miran”, para la cual se encuentra recopilando gente, mujeres, “que tengan ganas de alguna manera soltar o alinear” compartiendo una historia, algún hecho, una cuestión en particular, una herida, en relación a la violencia patriarcal, machista.
Un poco su idea es que en estos días que quedan antes del día 4 de noviembre, “pueda juntarme con quienes quieran compartir y poder llevar a cabo una acción”.
La persona que así lo haga, que se acerque y comparta, que libere eso que lleva cargando, no tendrá ningún tipo de exposición, “la acción para quienes se quieran sumar y compartir su historia será de una forma totalmente anónima, de una manera totalmente cuidada”.

Performance participativa: ¿cuánto puede un cuerpo?

Este proyecto surgió desde el trabajo realizado junto a otros artistas, donde gestionaba culturalmente en diferentes espacios, “a partir de ahí pensé la muestra, que va a ser de forma colectiva” donde se sumarán fotógrafos de Córdoba, Capital, Chivilcoy, Eliana Giommi realizará un unipersonal de apertura, “aunar conceptos para llevar adelante una muestra que va a tener diferentes expositores”.
Ese día viernes, con todo lo recopilado, deberán coger una piedra, y explayarse “en relación a cada una que quiera contarme algo, hacer con eso un recorrido, e ir pasando por las casas o quien no quiera exponerse en absoluto, pasar por un lugar en donde deje una piedra” todo esto con motivo de querer recordar una víctima, ya sea con su nombre, con una palabra, un dibujo, “la idea es soltar ese peso”. Luego de que esto suceda, Sabrina se encargaría de pasar a retirar dicha piedra y llevarla a la galería, “lugares donde esas personas me dejen esa piedra, esa carga simbólica, pasar, recolectarla e ir cargándolas hasta soltarlas” estarán allí junto a una obra fotográfica de su autoría, luego serán llevadas a un lugar.
Para finalizar, la artista exclamo, “no estamos solas, nos tenemos”.

Compartir en: