Press "Enter" to skip to content

Días para respetar la cuarentena, sin dejar de pensar en la economía

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La Semana Santa siempre ha sido un tiempo de reflexión y compromiso. Si Jesús, hijo de Dios supo enfrentar la muerte en la cruz, después del calvario de la Vía Crucis, fue para allanar nuestro camino a una vida después de la vida. Todo eso se evocará mañana Viernes Santo.
Hoy, en la última cena, se expuso el mayor legado en lo que hace a un estilo de andar por la existencia terrenal, partiendo desde la humildad y la entrega a sus semejantes. En lo institucional, quedó instaurada la Eucaristía. En cada misa se evocan aquellas expresiones de Jesús, sabedor que no tenía demasiado tiempo entre nosotros; de allí la claridad de su mensaje.
Este año, por influencia del virus que azota al mundo, la Semana Santa se une a la realidad. También los habitantes, más allá de nacionalidades y creencias, están transitando su propio vía crucis. Ayer nuestro país sumó 80 nuevos casos, con 65 muertos (los 5 de ayer son todos mayores de 60 años), con la certeza que hay muchos estudios aún no definidos en sus resultados.
El tema económico preocupa y mucho a empresarios, comerciantes y empleados en general, necesitados de un auxilio que el Estado no alcanza a llevar a la práctica, aún con la mayor voluntad. De algún modo, la cruda realidad, se emparenta con lo que está recordando la Iglesia en el mayor hecho que evoca la cristiandad. En suma, apoyarse en la fe puede ayudar…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin