Press "Enter" to skip to content

Dudas en torno al segundo caso de Coronavirus en Bragado: ¿Se trató de un falso positivo?

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Javier Carmody se expresó en sus redes sociales y planteó sus dudas sobre si realmente contrajo el virus.

El pasado 26 de Abril el Comité de Crisis conformado por la pandemia de Coronavirus, informaba el segundo caso positivo de Bragado.
La noticia causó gran impacto en la población, más aun por tratarse de un hombre que trabaja en la sucursal local del Banco Provincia y si bien desde su reapertura la entidad implementó todas las medidas de seguridad, la duda de que se haya contagiado estuvo latente.
En el medio el gobierno municipal tomando medidas “de apuro” ante la falta de certezas sobre como había sido el contagio y mucha gente hablando gratuitamente (especialmente en las redes sociales) de un vecino que le tocó atravesar un momento difícil.
Pasado ya un tiempo y con Patricio Carmody, así es el nombre del paciente a quien se le diagnostico COVID-19, ya recuperado y haciendo vida normal; comienzan a aparecer algunas certezas después de tantas dudas.
Carmody eligió sus redes sociales para compartir un escrito en el que relata paso por paso todo lo que le tocó vivir, desde el momento en el que empezó con síntomas, la realización del test, la confirmación del diagnóstico y un par de situaciones más que en resumen, abren muchos interrogantes sobre si realmente contrajo Coronavirus.

CARTA PUBLICADA EN SU CUENTA DE FACEBOOK

Ejerciendo mi derecho de expresión y pensamiento:
Estimados conciudadanos de Bragado, por el presente escrito quiero expresar mis vivencias, opinión y conclusión de lo públicamente acontecido en cuanto a mí contagio de covid19.
El día 19 de abril comencé con fiebre y dolor de cabeza sin ninguna otra dolencia, igualmente me reporté al 107 y como solo era fiebre no se activaron los protocolos de covid.
El día 23/04 como continuaba con fiebre es que me apersoné en la guardia del Hospital San Luís, me atendieron rápidamente y al efectuarme placas de tórax se comprobó que tenía neumonía. Ante tal situación me internaron en el sector de aislamiento para casos sospechosos de covid.
De forma inmediata me efectuaron hisopados de nariz y garganta, los que fueron derivados para su análisis al Hospital San Juan de Dios de La Plata,
Luego de tres días, el 26/04 me dieron la peor noticia de un PCR positivo señalando que tenía coronavirus. La situación es indescriptible, se me vino el mundo abajo pensando no solo en mis hijos y esposa a sabiendas de la angustia y tristeza que sentirían, sino también mi preocupación al contraer una dolencia casi desconocida y sin tratamiento específico para su cura.
Entre el tercer y cuarto día de estar internado ya se había normalizado el cuadro febril por la administración de antibióticos contra la neumonía suministrados por sondas de suero, si bien todavía registraba resultados de laboratorio adversos.
Fueron 15 días de aislamiento absoluto que me envolvió en un clima de terror, tristeza y traumático ante la afección contraída, situación que no olvidaré por el resto de mi vida, como tampoco lo harán mis seres queridos.
Quiero destacar la muy buena atención del personal médico, de enfermería y auxiliares, que acogiéndose a los cuidados protocolares, siempre velaron por mi salud.
El día 6 de mayo me dieron el alta hospitalaria tras la sanación de la neumonía y de dos hisopados con resultados negativos, efectuados en días consecutivos.
Después de todas las peripecias vividas y más calmado, quiero expresar mi opinión que es por supuesto no científica, sino basada en el sentido común y racional.
Tratándose del primer caso de contagio autóctono, no se encuentra el origen del mismo siendo que no he salido de la ciudad ni he tenido contacto con personas que no fueran de Bragado.
Si bien es cierto que mi esposa e hija estuvieron en México, las mismas llegaron a Bragado el 19/03, en ese momento proveniente de un país sin riesgo. De todos modos efectuaron el aislamiento de 15 días en mi domicilio sin contacto con los demás ocupantes de la casa, mi hijo y yo. No compartiendo con ellas baño ni habitación, haciendo convivencia separadas.
Mi síntoma febril comenzó el 19/04, un mes después de que regresaran de Méjico, lo que las excluye del contagio.
De todos modos también se les efectuó hisopados y estudio de detección de anticuerpos IGM e IGG, arrojando en ambos casos resultados negativos.
También se les realizó hisopado a todos mis compañeros de trabajo con resultados negativos en su totalidad.
Pues bien, siendo el único caso de covid positivo autóctono, sigue siendo un enigma de dónde provino mi contagio, a esto se le suma la estrecha relación y convivencia en el seno familiar y también de haber tenido contacto directo con mis compañeros de trabajo, por lo que me resulta por lo menos extraño que no haya, por suerte, contagiado a nadie ni haya aparecido otro caso en Bragado, siendo que el virus covid-19 es extremadamente contagioso. Raro no?
Salvo la fiebre derivada de la neumonía no padecí ningún otro síntoma relacionado al covid, como puede ser dificultades respiratorias, falta de olfato o gusto y tos seca.
Respecto de la neumonía si bien fue importante, se trató de una neumonía común localizada en la parte inferior del pulmón derecho, diferenciándose de la neumonía producto del covid que es bipulmonar y dispersa como manchitas desparramadas en ambos pulmones. Esto lo sé porque he leído publicaciones médicas oficiales del caso.
Ante la falta de síntomas compatibles con el covid y sumado a esto la neumonía no asociada al virus, es que decidí por mi cuenta realizar el estudio serológico de anticuerpos IGG ya que son los anticuerpos definitivos que genera el organismo después de dos semanas de haber negativizado el virus.
El día 20/05 tuve el primer resultado del análisis serológico realizado por el prestigioso laboratorio Manlab de Bs. As con el método Elisa (reactivo más eficiente conocido a la fecha), y como me imaginaba dió un rotundo negativo, no detectando el más mínimo rastro de anticuerpos en mi organismo. No conforme con ello y ante el asombro del mismo laboratorio se me realizó una contraprueba el día 29/05 arrojando el mismo resultado negativo sin rastros de IGG.
Es que por todo lo narrado y como persona pensante, racional y teniendo sentido común y sin herir susceptibilidades, es que me permito poner en dudas la dolencia de coronavirus aparentemente padecida.
Por último, si alguna persona de la comunidad Bragadense contrae el virus, por favor no lo juzguen ni lo crucifiquen, nadie anda por la vida queriendo contagiarse el covid, lo que sí, seamos cuidadosos y responsables para que ello no ocurra.
Gracias a todos aquellos que me contuvieron y acompañaron en estos difíciles momentos.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin