El agua en Bragado: entrevista a la Geóloga Sonia Romero

La docente y Licenciada en Geología Sonia Romero manifestó la problemática del recurso del agua en Bragado y desarrolló propuestas a tener en cuenta para toda la comunidad.

¿Cuál es el estado actual del agua en Bragado y sus localidades?
Para comprender la problemática del agua es importante saber que el agua que consumimos en Bragado y sus localidades proviene de una cuenca determinada, con condiciones geográficas específicas distintas al resto de las cuencas. Todas las ciudades del mundo están sobre cuencas hidrográficas y del manejo de estas dependen las actividades, desarrollo y la vida de los seres vivo.
Bragado se encuentra en la Cuenca del Salado, que nace al sudeste de la provincia de Santa Fe y Córdoba y desemboca en el Río de La Plata luego de correr unos 650 km.
-La precipitación anual promedio en esta zona ronda entre los 700 y 1000 mm y se corresponde con las ecorregiones de pastizales de la Pampa Húmeda y sus humedales, que salpican la pampa. La principal actividad económica de esta cuenca es la producción agrícola – ganadera y representa el 25% de la producción nacional.

La Cuenca del Salado se caracteriza por la falta de pendiente y la nivelación general del terreno, las aguas drenan muy lentamente, en algunos casos hacia lagunas, en otros casos hacia arroyos. Se trata de un escurrimiento dificultoso de tipo difuso y poco concentrado.
Las condiciones de la geografía de la pampa deprimida sumado al problema del mal manejo del agua, determinan la alternancia de inundaciones y sequías. De hecho, el PLAN MAESTRO a cargo de HIDRÁULICA, viene realizando en etapas diferentes actividades como dragado, ampliación de cauce y otras obras que planifica y gestiona la Provincia.
Toda esta introducción se debe a que además del concepto de cuenca, es muy importante el concepto de CICLO del agua: El agua forma parte de un recorrido en la naturaleza, circulando en diferentes reservorios, y variando según el lugar geográfico por el que pasa; cambiando de un estado a otro: evaporación, condensación, precipitación, escorrentía e infiltración. Estos procesos movilizan al agua, que se mueve en sentido horizontal y también vertical. El ciclo del agua es algo así como la economía circular.
Cuando me preguntas por el estado actual del agua en Bragado, hay que decir que la CANTIDAD de agua en la Tierra se mantiene igual desde hace 2000 años, mientras que la CALIDAD desmejora año a año, y los motivos tienen que ver justamente con el recorrido del agua durante su ciclo. Si el agua que se infiltra o escurre, lo hace en un suelo contaminado, es muy probable que el agua ingrese al acuífero con algunos elementos contaminantes que desmejoran su calidad.
Mientras que en Capital, la captación de agua se realiza del Río de La Plata, en Bragado la provisión de agua para uso en agricultura, industria y doméstico, es subterránea y se encuentra en los acuíferos denominados Pampeano y Puelches; el primero llega aproximadamente hasta los 30 metros de profundidad y el segundo hasta los 70 m, y ambos -pero en particular el primero- presentan signos de contaminación, en particular por los nitratos y nitritos, que se acumulan en los fertilizantes nitrogenados no absorbidos por las plantas, el estiércol de los animales o los abonos, o por los sistemas sépticos que eliminan solamente la mitad del nitrógeno de las aguas residuales, dejando que la otra mitad sea lavada hacia las aguas subterráneas, aumentando así la concentración de nitrato en las aguas subterráneas más profundas.
Desde la capa freática el agua percola hacia el acuífero Puelche y si bien existen en ese paso procesos que actúan en sentido de purificar el agua, la proliferación de descargas contaminantes y su concentración en algunas zonas, puede generar una presión sobre estos mecanismos naturales que ven superada su acción, terminando por infiltrar los contaminantes quienes junto con la sobreexplotación (llámese por ejemplo riego o uso industrial intensivo), pueden producir los llamados conos de depresión permanentes, afectando zonas con descensos muy pronunciados de los niveles del acuífero Puelche.
Y con la sobreexplotación ocurren los primeros problemas serios: aumento de la salinidad de las aguas del acuífero y de los contaminantes.

¿Cómo observas su tratamiento?
-En el año 2010, cuando en la localidad de 9 de Julio, los vecinos comenzaron a prender luces rojas por la calidad del agua, también en Bragado hubo cierta preocupación. De hecho, en el 2014, el Dr. Fernández Urricelqui hizo una presentación judicial, ante el juzgado de garantías de Mercedes y el juez determinó que el agua que provee ABSA en Bragado no es apta para el consumo humano.
De hecho, en las escuelas se entrega una cisterna, con agua potable para que los niños no tomen agua de las canillas. ABSA es la empresa que tiene la concesión de la prestación del servicio de agua potable, por ende, es la responsable de prestar agua de calidad por estar obligada legalmente. Hasta ahora no hay respuesta de ABSA y ningún plan de acción en Bragado a pesar de la insistente solicitud de informes, como así también ausencia de control y exigencia municipal.

¿Qué respuestas reciben desde las empresas proveedoras de agua?
-El Estado es quien delega este servicio en ABSA en el centro de Bragado y no está brindando un servicio de calidad.
En algunas localidades lo hace SPAR, en Mechita Coopmech, por ejemplo. Las condiciones para que el agua sea potable están determinadas por escrito con detalle en la legislación nacional y las empresas prestadoras del servicio deben tenerlo en cuenta y cumplirlo.
El código alimentario en el art. 982 establece los parámetros y los valores que tiene que cumplir el agua para ser potable. Si esos límites no se cumplen el agua no es potable, sino por el contrario es agua enferma afectando de manera directa la salud de los consumidores.
El agua puede tener contaminantes naturales biológicos, físicos y o químicos. Y también contaminantes que se concentran por la actividad humana. La normativa mencionada es central y debe ser cumplida y respetada por las empresas proveedoras de agua, es su obligación.
La población debe saber esto. Es normal que se hable solamente del arsénico como el problema de la potabilidad del agua. Y esto es un problema, ya que hablar solo del arsénico implica reducir la cuestión a una sola de las tantas sustancias que contaminan el agua.
Por supuesto que el arsénico es muy importante por su potencial de daño en los humanos, pero hay que saber que hay otras sustancias igual de incidentes en la condición de potabilidad o no del agua, de las que se habla menos o -peor aún- ni siquiera se menciona, que son muy preocupantes, tales como los nitritos y los nitratos, ya que cuando sus valores se exceden pueden ocasionar graves enfermedades.
En muchos análisis realizados en arsénico, nitratos y cloruros dan muy elevados. Así, por ejemplo, análisis de arsénico documentados en el expediente del Dr. Urricelqui, llegaron a dar 12 veces sobre el límite establecido en el art. 982 del Código Alimentario.
Recordemos que el servicio de ABSA se paga, que tienen la obligación de prestarnos un servicio en condiciones y no lo están haciendo. Y es sumamente injusto y desigual que la gente tenga que adquirir agua potable de forma particular y privada, no corresponde y no todos pueden hacerlo.

¿Has realizado estudios o tenés planeado hacerlo?
-En mis próximos controles generales de salud pretendo solicitar análisis con respecto a las sustancias contaminantes del agua en sangre y orina. Pero lo importante es hablar sobre lo necesario que es un laboratorio público en Bragado. para que toda la sociedad pueda acceder a hacer análisis. Ya que de lo contrario esto se dificulta por el alto costo que tienen los análisis.
También recordar que la obligación de comprobar la potabilidad del agua es de la empresa prestadora y no de los ciudadanos, teniendo en cuenta el principio jurídico probatorio que afirma que debe probar quien este en mejores condiciones de hacerlo.
Mientras la medida cautelar que le exige planta potabilizadora a ABSA está en proceso, tenemos que reclamar que ABSA brinde públicamente agua potable. Una planta de abatimiento en un punto específico de la ciudad, tal como se hizo en 9 de julio y que los vecinos podamos acercarnos a buscar bidones de agua potable, podría ser una solución.

En cuanto a tu profesión en el ámbito educativo, ¿Plantean esta problemática?
-Constantemente, a diario en clase y también en actividades como ferias de ciencias y trabajos de investigación, toda la comunidad está preocupada por el agua, el agua es vida, somos agua y todos los seres vivos también necesitan agua de calidad. No se puede regar con agua contaminada y tampoco los animales deben consumirla. Considero que más allá de las áreas a las que me aboco, el agua es transversal a la educación escolar y a la vida.

¿Cómo puede intervenir la comunidad para ayudar a realizar cambios en lo cotidiano?
-Creo que la intervención de la comunidad es muy importante, más bien yo diría fundamental y sobre esto tenemos mucho que aprender de las localidades vecinas con la misma problemática. Tanto 9 de Julio como Chivilcoy encontraron respuesta en las autoridades. En Lobos se hizo un trabajo de investigación cuantificando también el glifosato en la población y en el marco de los “Pueblos fumigados” también se está trabajando la contaminación del agua, la sangre y la leche materna con glifosato.
Aquí en Bragado, con los vecinos, en las escuelas, en la calle … las asociaciones ambientalistas: Somos Agua, Observatorio Yolanda Ortiz, Jóvenes por el Clima y La Liga Verde Mechita hemos juntado aproximadamente 1000 firmas para solicitar ante el Concejo Deliberante, en la comisión de calidad de vida, un proyecto de ordenanza para que se sustancie una Comisión fiscalizadora del agua.
Hoy tuvimos una respuesta afirmativa, pero con algunas observaciones que discutiremos. En vez de fiscalizadora seguramente será una comisión de seguimiento del agua, en la cual diferentes actores de la comunidad estén presentes: representantes de la secretaria de salud, Dirección de Ambiente, concejales, el Consejo Escolar, la Defensoría del Pueblo, representante de ABSA y representantes de las asociaciones civiles vinculadas a la salud y al ambiente. Las atribuciones de esta comisión serán varias: hacer un seguimiento del amparo, informar a la comunidad, producir informes y solicitar la realización de análisis, entre otras.
Este es un reclamo serio y a partidario por la salud pública y el cuidado ambiental, ya que recibir el servicio de agua en condiciones es un derecho, es lo que corresponde y lo más importante: el agua potable es una necesidad para vivir.
En el tratamiento de la problemática del agua es necesaria la intervención de la educación, legislación, el control del cumplimiento de la legislación y un compromiso social de todos muy fuerte, ya que es un recurso VULNERABLE, ESCASO Y VITALMENTE NECESARIO.
El desarrollo de los pueblos de forma sustentable y sostenible en el marco de la soberanía alimentaria, está ligado a la cantidad y calidad del agua.

Compartir en: