Press "Enter" to skip to content

El bombero Jorge López cumplió 25 años de servicio

-“Siempre hay que tener un equilibrio entre la familia, el trabajo y bomberos”

El bombero Jorge López cumplió 25 años de servicio

El bombero voluntario Jorge López cumplió 25 años de servicio en el cuartel. Informó sobre sus inicios y su cargo actualmente de los equipos autónomos.

El bombero Jorge López cumplió 25 años de servicio

Ingresó al cuerpo en julio del año 1996. Los comienzos de Jorge en el cuartel se debieron a que su papá también lo era, quien actualmente es uno de los bomberos jubilados con mayor trayectoria que existe, y Jorge al continuar con la tercera generación dentro del cuerpo, se sentía a gusto y era conocido. Y explicó: “un día estuve colaborando con ellos en un incendio en una estancia ubicada en la Ruta 46 y 42, en ese momento fuimos a llevar combustible porque había pocas unidades y, desde allí se despertó la idea, ya conocía muchas personas dentro del cuerpo y en ese momento decidí ingresar en la academia, empecé a estudiar como aspirante y después ya me incorporaron como bombero”.
Actualmente, Jorge fue recientemente promovido al cargo de Equipo de Respiración Autónoma, junto a sus dos compañeros. Y pertenece a la jerarquía de Comandante.
Luego de tantos años en servicio, lo que más destaca Jorge es: “creo que lo más importante es el compañerismo de los bomberos más antiguos, de los chicos nuevos que se acercan a los que ya tenemos más tiempo dentro del cuerpo; hay una disciplina y, en caso de que alguno no la cumpla es sancionado por el jefe, así que ya sabemos qué es lo que debemos hacer porque tenemos deberes y atribuciones, las cuales tenemos que cumplir entre todos. Así que lo que más destaco es el compañerismo y la disciplina”.

El bombero Jorge López cumplió 25 años de servicio

También, indicó que: “en todos incendios, cada vez que se da una alarma estamos en una situación límite porque nosotros vamos y no sabemos a lo que nos enfrentamos por más que sea algo simple. Hemos tenido incendios grandes, en los que hemos estado complicados, cansados, hemos tenido accidentes que no sabemos cómo resolverlo, hemos tenido varios inconvenientes por ejemplo, por los cortos circuitos o los derrumbes de una casa”.
Respecto a los cargos y a las jerarquías dentro del cuerpo, el bombero explicó: “en cuanto a los tratos, en todo lugar tiene que haber un orden piramidal, tiene que haber alguien que dirija y los demás tienen que acompañar. Pero fuera de un servicio, somos un compañero más”.
Además, Jorge comparte el trabajo que requiere un bombero, junto a su hijo Franco López. Comentó al respecto Jorge: “en algunos momentos es difícil porque al tener jerarquías a veces los tenemos que “mandar” o pensar que en ese momento es uno más del cuerpo y no hay que pensar que es su hijo y que por eso no le vamos a mandar a hacer tal trabajo por miedo a perderlo, muchas veces hay que hacerlo y pensar que dentro del cuartel es uno más y así con todos los familiares que podamos llegar a tener dentro del cuerpo”.

El bombero Jorge López cumplió 25 años de servicio

Por otro lado, sostuvo López que: “uno continúa estudiando y ascendiendo en las jerarquías, tenemos que cumplir muchas cuestiones dentro de la institución como por ejemplo, una capacitación semanal, tenemos que cumplir con los servicios de emergencia o los servicios accidentales, tenemos que cumplir con guardias que estamos cuatro veces al año, también estamos cuatro meses de guardia pasiva, tenemos un orden interno y eso significa que todos tenemos un trabajo allí adentro desde los llamados de emergencia, el estado de los automóviles, la intendencia, llevar las estadísticas de los incendios para llevar a Defensa Civil, brigadas especiales”.
Y afirmó que: “siempre hay que tener un equilibrio entre la familia, el trabajo y bomberos, porque si uno le da más importancia a uno, pierde los otros dos. Lo ideal es que uno tenga su trabajo, cumpla con bomberos y a la vez con la familia. La idea es llegar a un equilibrio justo para llevarlo adelante y cumplir con todo, es sólo una cuestión organizativa”. Y destacó la importancia de la familia: “el apoyo de la familia en la vida de un bombero, es fundamental, ayuda mucho el acompañamiento”.
Y también resaltó la importancia del compañerismo: “uno además de trabajar como bombero, hace amigos para toda la vida. Uno sabe lo que es ser bombero cuando está ahí y cuando realmente lo siente. Somos personas de bien, somos voluntarios, luego de 25 años recién cobramos una jubilación, pero siempre vamos a ser bomberos voluntarios”.

Compartir en: