Press "Enter" to skip to content

El boxeo ya dejó de ser solo “cosa de hombres”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Conocemos a María Nazaret Percudani, una joven que se prepara para debutar en la parte competitiva de este deporte.

El avance de la mujer en estos últimos años ha sido muy importante, tanto a la hora de obtener derechos y conquistas sociales, como así también en la inserción en ámbitos que hasta no hace mucho tiempo atrás, parecía ser casi exclusivo para hombres.
Esto se ve mucho dentro del deporte y una de las muestras más fehacientes de ello es el fútbol, con lo que significó el hecho de que en Argentina haya jugadoras que llegarán a firmar contratos profesionales, más allá de que existe un crecimiento exponencial de chicas que eligen esta disciplina para practicarla.
-Pero otro de los deportes que parecía ser solo “cosa de hombres” y ya no es tal, es el boxeo.

Con Marcela “La Tigresa” Acuña, como principal exponente, cuya primera pelea profesional fue en 1997, hubo varias mujeres más que siguieron su camino y llegaron a obtener coronas mundiales.
Pero son apenas un puñado si se tiene en cuenta la gran cantidad de chicas que eligen el boxeo para practicar y no logran dar el salto.
-En Bragado está el gimnasio de Camioneros Boxing Club, dirigido por el entrenador Fernando Graziano y se ofrecen clases de boxeo para toda aquella persona que quiera conocer de qué se trata.
Una de ellas es María Nazaret Percudani, de 23 años, quien forma parte del “staff” de deportistas que allí entrenan y que tiene como objetivo crecer en la disciplina.
“Arranqué a practicar lo que es el boxeo recreativo y me gustó. Anteriormente yo practicaba taekwondo pero nunca competí; no me animaba” arrancó diciendo la joven.
Sin embargo se fue entusiasmando cada vez más y fue Graziano quien le propuso comenzar a prepararse para competir, cuestión que aceptó: “Me estoy preparando, hemos guanteado en Chivilcoy y también con otra chica de acá de Bragado. Estuvimos probando con otras mujeres que ya compiten pero todavía no debute en ninguna pelea”.
Al ser consultada sobre cómo fue su inserción en el ámbito del boxeo, María Narazet contó como lo fue viviendo: “Por empezar hay gente que le cambia la cara cuando les digo que practico boxeo y piensan que no lo hago para competir, sino solo por recreación. Por ahí se hace difícil compartir con varones, porque el hecho de que creen que la mujer es más delicada, algo que en parte puedo llegar a compartir porque lógicamente no tenemos la misma fuerza”.
Asimismo destacó el respeto existe de parte del entrenador y el resto de los que entrenan junto a ella: “Eso es muy bueno porque creo que con el respeto todos podemos lograr lo mismo”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin