Press "Enter" to skip to content

El brutal femicidio en Rojas golpea a una familia de Bragado

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Graciela Nasutti, vecina de nuestra ciudad, se refirió al lamentable hecho que terminó con la vida de su sobrina y pide justicia

El femicidio de Úrsula Bahillo, de 18 años, conmocionó y sacudió a la comunidad de Rojas que hoy es noticia por este lamentable hecho.
El asesino de la joven es su expareja, un policía de 25 años, llamado Matías Ezequiel Martínez, que terminó con la vida de la víctima a puñaladas dejando su cuerpo abandonado en un campo.
Martínez, que según informaciones que trascendieron tenía una herida en el abdomen la cual presumen los investigadores que el mismo se la causó tras cometer el crimen; quedó detenido y a disposición de la justicia.
Mientras tanto, al poco tiempo que se conoció la noticia, vecinos de Rojas se dirigieron a la Comisaria a pedir justicia por Úrsula.
La brutalidad del crimen y los antecedentes de violencia de este sujeto que había sido denunciado, despertaron la bronca e indignación de la gente y se generaron disturbios que terminaron con la quema de un móvil policial.
La policía intervino disparando balas de gomas para disuadir a los manifestantes; hubo heridos y personas detenidas.

Ya en los primeras horas de ayer los medios nacionales reflejaban el femicidio ocurrido en Rojas que golpea a Bragado, ya que la víctima tenía familiares en nuestra ciudad.
Se trata de Graciela Nasutti, hermana de Patricia Nasutti que es la mamá de la joven asesinada; quien no ocultó su dolor en una entrevista que dio en Bragado TV, donde entre otras cosas, aseguró que Úrsula era víctima de golpes y pese a que había hecho la denuncia, nunca fue escuchada.
Contó que sacaba fotos de las lesiones, pero en la comisaria de Rojas no se las aceptaban, argumentando que no servían porque no se veía su rostro. También confirmó que el martes iba a recibir el botón antipánico.
“El viernes fue, lo denunció y ese fue el final” dijo entre lágrimas la mujer.
Además dijeron que Martínez, efectivo de la Policía Bonaerense, tenía “carpeta psiquiátrica” y había denuncias en su contra, entre ellas por violación a una niña discapacitada, y de exnovias por violencia de género.
“Él las amenazaba, muchas no se animaban a hablar. Cuando mi sobrina lo denunció le mandaban mensajes, ella los imprimió para mostrárselos al juez para que viera que no era la única víctima, sino que había otras chicas”, subrayó reiterando el pedido de justicia.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin