Press "Enter" to skip to content

El Colegio San José honró a su patrono

El pasado sábado 19 de Marzo fue el día de San José, santo que en nuestra ciudad, otorga su nombre al establecimiento educativo de formación privada y católica que se encuentra en la calle Belgrano y Rauch. Por esta razón toda la comunidad educativa se preparó para brindar sus honores a su patrono.
En este marco las autoridades de colegio colocaron una imagen del santo en la puerta de ingreso al establecimiento. En ese lugar su imagen era acompañada por una decoración que recordaba el oficio del santo, ya que era carpintero, como así también un canasto en el cual los alumnos y familiares de esto colocaban sus pedidos y agradecimientos de quien quisiera acercarse.

El Colegio San José honró a su patrono

Mensajes tales como pedido por la paz en el mundo, o por trabajo y salud, escrito tanto en papel como en tablillas de madera, llenaron la canasta. Además, los alumnos y familiares de los tres niveles educativos participaron de la Santa Misa celebrada en el templo Santa Rosa de Lima.

SOBRE EL PATRONO DEL COLEGIO
San José no es un santo más para la fe católica, es ante todo el hombre justo que tomó la responsabilidad de cuidar como si fuese su padre a Jesús. Según la tradición bíblica, José fue el esposo de la Virgen María y el padre putativo de Jesucristo, por lo que se le reconocen toda una serie de títulos, como Patrono de la familia, patrono de la Iglesia Universal, patrono del artesano, patrono de América, China, Canadá, Corea, México, Austria, Bélgica, Bohemia, Croacia, Perú y Vietnam. Incluso en muchos países se celebra en este día, el día del padre.

El Colegio San José honró a su patrono

Sin embargo, es muy pocos lo que se desconocen de la vida de este personaje aparecen únicamente recogidos en algunos pasajes de los Evangelios de Mateo y de Lucas. En ellos, se habla de José como uno de los muchos pretendientes de la joven María que fue elegido ya que su bastón fue el único que, en vez de secarse, floreció. Después de contraer matrimonio con María, José supo del embarazo divino de su esposa y aunque en un principio pensó en rechazar a unión, finalmente el hombre hizo honor a su personalidad, “hombre justo”, apoyando a la Virgen tras escuchar el relato del ángel. José cuidó de María la acompañó a Belén para que diera a luz a su hijo allí, en el pesebre en el que el niño Jesús recibió la bienvenida al mundo por parte de todos los pastores y los reyes magos. Tras esto, la familia volvió a la ciudad de Nazaret.

Compartir en: