Press "Enter" to skip to content

El espacio Evolución se arma en la Cuarta Sección: ¿quiénes serán sus referentes en Bragado?

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La fuerza, que lidera el senador Martín Lousteau, busca abrirse paso dentro del radicalismo, que este año debería renovar sus autoridades. Algunos dirigentes locales del Comité ya han mantenido recientemente diálogo con el economista. Sin embargo, la crisis sanitaria podría demorar los plazos.

El futuro de la conducción bonaerense de la Unión Cívica Radical (UCR) era, de antemano, el único atractivo electoral en un año de transición hacia las Legislativas de 2021. Con la pandemia del coronavirus, el juego político no descansa, pero el llamado a las urnas sí podría demorarse algunos meses e incluso quedar para el arranque del año que viene, de no modificarse el escenario a ritmo acelerado.
Mientras tanto, las diferentes fuerzas que pugnarán para conducir el partido «boina blanca» en la Provincia y los Comités de distritos ya comienzan a alinearse. El oficialismo partidario, todavía conducido por el ex vicegobernador Daniel Salvador, apuesta por la continuidad en la fórmula integrada por Maximiliano Abad, presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados bonaerense, y Érica Revilla, jefa comunal del distrito de General Arenales.
En la otra vereda, crece un armado apuntalado por dirigentes históricos del partido, como Federico Storani, que pretenden colocar al frente del partido a Gustavo Posse, histórico intendente de San Isidro, que tras más de 20 años al mando de su municipio, ya no podrá continuar más allá de 2023, por el límite impuesto por la reforma aprobada durante la gobernación de María Eugenia Vidal.
A este nuevo acuerdo podría sumarse el espacio Evolución, del senador nacional Martín Lousteau, con casa matriz en la Capital Federal, pero que a mediados de mayo comenzó a extender su armado en la Provincia de Buenos Aires.
El ex ministro de Economía hace tiempo que amaga con jugar en las «grandes ligas» de la política nacional y hasta llegó a sonar el año pasado como un posible competidor del entonces Presidente Mauricio Macri, en una PASO presidencial de Juntos por el Cambio que finalmente no se concretó.
Cuatro años antes, en 2015, estuvo a menos de un punto de arrebatarle sorpresivamente al macrismo el control de la Capital Federal, en una reñida contienda contra Horacio Rodríguez Larreta.
¿Quiénes jugarían en Bragado dentro de este incipiente espacio, creado en 2017, pero que sólo ahora se atrevió a cruzar el límite de la Avenida General Paz? Hasta el momento, ningún representante boina blanca se ha declarado como «soldado de Lousteau», aunque se sabe que algunos de ellos, como el actual presidente del Comité, Rafael Acuña, han participado de recientes charlas vía Zoom con el senador.
En la Cuarta Sección Electoral, quien sí se ha presentado como «armador» del espacio, es el dirigente nuevejuliense «Nacho» Palacios, que en agosto de 2019 se quedó con las ganas de competir en las PASO contra el intendente PRO, Mariano Barroso. Desde el entorno político del joven dirigente confirmaron a La Voz que quienes están encargados de dar forma al espacio son «los correligionarios que estuvieron con (el ex intendente) Orlando Costa», grupo al cual pertenece «Pancho» Acuña.
No obstante, evitaron dar nombres propios, aunque sí es un secreto a voces que el futuro político del mandamás de Brown 151 y el de sus conducidos identificados con los candidatos propuestos por Daniel Salvador transitarán por senderos distintos.
Mucho antes de que se anunciara el desembarco de Evolución a la Provincia, también el sector de Celina Sburlatti había «coqueteado» con la idea de que Lousteau midiera fuerzas con Macri en las PASO 2019. El fracaso de la apuesta, llevó a la línea alfonsinista a terminar en Consenso Federal, con Laura Pico como candidata a intendenta.
La propia ex edil dedicó recientemente un elogio a Lousteau, al destacar su oposición a la «Travesía por la Democracia», campaña realizada por los legisladores de Juntos por el Cambio, en la que se mostraron subiendo a sus autos y viajando desde sus diferentes provincias hasta el Congreso, para reclamar la vuelta a las sesiones.
Pero la crítica a la «payasada», tal como definió entonces Pico a la cruzada, fue en realidad parte de su fundamentación al cuestionamiento directo a Acuña, por su posición contraria a la rigidez del aislamiento social obligatorio que imperaba por entonces. Aquella disidencia de posturas, que no fue la única que trascendió públicamente, abre el interrogante acerca de la viabilidad de una hipotética convivencia entre ambos espacios en un mismo frente interno.
Entre los arquitectos políticos de Evolución a nivel seccional no tienen dudas de que «en Bragado, habrá un espacio que enfrente al oficialismo partidario provincial», que en el plano local tiene a algunos representantes directos, como la concejal Eugenia Gil -perteneciente al espacio de Abad-.
Extraoficialmente, no se descarta que la contienda partidaria se postergue, a raíz de la situación sanitaria, que tiene demandará varios meses más de dedicación casi exclusiva de la dirigencia política. Las eventuales elecciones podrían celebrarse recién en diciembre o incluso en marzo del año próximo, y no en octubre, como de costumbre. Todo dependerá, en definitiva, del margen de maniobra que permita el «enemigo invisible».

El senador Martín Lousteau intensifica sus charlas por Zoom con dirigentes radicales de la Cuarta Sección Electoral.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin