El juego como herramienta para garantizar los derechos de los niños

-La Juegoteca nos interpela sobre cómo construir lazos comunitarios para nuestra sociedad
-Cecilia Garate nos brindó detalles de la asociación civil que conformaron, en el encuentro formativo de Chapadmalal

Durante mucho tiempo se ha denostado el sentido del juego, en tal sentido desde la sociedad muchas veces se lo utiliza en frases que buscan desdibujar el verdadero fin que este tiene. “Dejá de jugar y ponete a trabajar” es una frase que todos hemos escuchado y que en realidad ataca el sentido creativo, constructivo y socializante que el juego nos brinda como comunidad. Atacar el juego, es atacar a nuestra infancia. Es por eso que varias organizaciones sociales, profesionales y vecinos, han tomado muy seriamente el juego, como una forma de reconstruir los tejidos sociales dañados y de garantizar, desde una mirada comunitaria, los derechos de nuestros chicos.
Una de estas organizaciones es la Juegoteca, de la cual hablábamos en la edición de ayer sobre la actividad que se encuentran organizando para hoy junto a la comisión del barrio Las Violetas, el Centro Cultural ARPO, como así también representantes de la región de Chicos del Pueblo quienes traen su experiencia desde Junín. Ese encuentro que servirá para celebrar el derecho de los niños y adolescentes, nos permitió dialogar con Cecilia Garate, integrante de la Juegoteca y comprender la profunda mirada y responsabilidad asumida detrás de cada encuentro que organizan para los niños.
Cecilia Garate se refirió a la actividad de la Juegoteca expresando “Estamos muy contentas porque nos estamos conformando como Asociación Civil y este encuentro servirá para celebrar eso desde nuestro espacio… En el encuentro de este sábado, estaremos desarrollando juegos para los chicos y las familias. Es muy importante para nosotros construir esa mirada comunitaria con las familias”, expresó.

UN ENCUENTRO POR LOS CHICOS CON SENTIDO COMUNITARIO
En el transcurso de este mes que pasó, se realizó un encuentro en Chapadmalal de organizaciones de la comunidad vinculadas con la niñez, convocadas desde los Chicos del Pueblo, sobre el mismo y los ejes de la mirada de la niñez en el territorio bonaerense, Cecilia respondió “Nosotras participamos a partir del 16 de septiembre de tres días en Chapadmalal en la primera escuela de Educación Popular de los Chicos del Pueblo, que es la organización que abraza la Juegoteca y a muchas otras organizaciones que trabajan con las infancias en el territorio, tanto en la provincia de Buenos Aires como en San Luis, Chaco y de a poquito va creciendo la organización de los Chicos del Pueblo”.
Agregó: “Nos dimos un espacio, sobre todo para construirnos como educadores populares, para socializar nuestras prácticas, para encontrarnos con estas otras organizaciones y compartir qué hacemos y cómo hacer mejor esta construcción del vínculo con la comunidad. Aprovechamos el momento para conocernos y también fue un momento de repaso histórico un poco y también de replanteo de cuáles son nuestras banderas, que, por supuesto que siguen siendo, las principales, ligadas a los derechos de los niños y sobre todo de la construcción de la justicia social en el territorio, porque no hay justicia, sin justicia social para los pibes.
Fue entonces cuando Cecilia Garate expresó “Fue un momento de poder plantearnos una agenda para la niñez de aquí es más y estuvo muy bueno haber participado de eso junto a otras organizaciones. Entendemos que, las principales banderas de los Chicos del Pueblo, que es un movimiento que viene desde fines de los 80, siguen teniendo que levantarse porque, seguimos teniendo el 50% de los chicos bajo la línea de la pobreza, el hambre es un crimen, así lo entendemos y necesitamos la justicia social para los chicos. Nuestro método es la ternura y desde ahí es desde donde desde nos plantamos en el territorio. Por eso fue muy valioso y muy rico compartir con otras organizaciones, porque uno se reinventa, traes nuevas ideas y eso es muy rico para pensar la construcción con la comunidad. El abordaje comunitario, sobre todo, es lo que entendemos que falta”.

UNIENDO LAZOS DE LAS ORGANIZACIONES LOCALES POR LOS CHICOS

Consultada sobre el trabajo de estas organizaciones en Bragado, Cecilia nos expresó “Las organizaciones que estamos trabajando en lo comunitario, desde esta mirada somos varios por suerte en el territorio. Entendemos que no es en contra del Estado, obviamente que es con el estado que buscamos tender estos puentes para construir la comunidad. Los principios generales de la Convención de los Derechos del Niño, a la que adhiere en nuestro país aquel 27 de septiembre, tiene que ver con cuestiones que son comunitarias. Que los niños sean oídos, que los niños no sean discriminados, que puedan desarrollarse, ¿no?. No podemos pensar en el desarrollo de los niños y las niñas, sino con un barrio atrás y una familia comunitaria que los aloje en los barrios, porque no son iguales en todos los barrios las condiciones de vida y a veces para el cuidado y para la construcción de esas infancias. Creemos fuertemente en el lazo comunitario. Por eso con ARPO la verdad que está es la primera vez que vamos a hacer una actividad conjunta y quizá es el inicio de otras”.

Compartir en: