Press "Enter" to skip to content

El mate

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Por Gonzalo Ciparelli

El mate desde hace ya largo tiempo, es sinónimo de generar felicidad. Tomarse un mate acompañado o solo es una acción que satisface a todo argentino. Hoy en día, al vivir en un sistema que nos da cada vez mas todo servido, se necesita de dinero para tomar mate… yerba, pava, bombilla, azucarera, etc. pero quizás al inició de este invento, lo material era creado artesanalmente y obtenido de la naturaleza, motivo por el cual seguramente se relacione con la felicidad.
La yerba es obtenida de una planta que para su crecimiento necesita sólo tierra, agua y sol. La pava puede ser creada de barro cocido que soporte temperaturas altas, el mate de una calabaza reseca y la bombilla de un palo, hueco en su interior.
¿Qué es lo único primordial que se requiere para tomar mate de este modo? Tiempo. Aquel que ningún ser humano desea derrochar y por eso opta por lo cómodo, pero…si el resultado es tomar mate, que genera felicidad… no es tiempo perdido, es tiempo gustosamente empleado para lograr nuestro propio bienestar y en el que, si se comparte, se logra la amistad y la compañía. Entonces, si se realiza lo que realmente da bienestar sin importar el tiempo que esto conlleve, se logra él estado de felicidad.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin