Press "Enter" to skip to content

El NOA en alerta: Cultivos en peligro por la sequía… y el agua cayó como piedra

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-En Santiago del Estero, el algodón y la alfalfa están seriamente afectados por la falta de lluvias -En Tucumán hay alarmas por el trigo, el garbanzo, la caña de azúcar y el limón

Hace meses que los productores agropecuarios de Santiago del Estero confiaban en los pronósticos de lluvias: Estaban más esperanzados que nunca, pero en vez de precipitaciones, cayó una fuerte tormenta de granizo que destruyó sembradíos. Mientras los especialistas trabajan en contabilizar las pérdidas, en Tucumán la falta de humedad afecta al trigo y al garbanzo. Y alertan que impactará a futuro en el limón y la caña de azúcar.
Productores y entidades rurales del norte argentino realizaron un relevamiento sobre las consecuencias de la caída de granizo en diferentes zonas del interior de Santiago del Estero, que afectó lotes de algodón, alfalfa y cucurbitáceas (calabaza, zapallo anco y otras).
“Todos esperábamos la lluvia por la prolongada sequía, pero el granizo provocó más daños que soluciones, ya que fue una lluvia dispersa”, afirmó a la agencia Télam el prosecretario de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Juan Pablo Karnatz, quien agregó que el granizo fue muy dañino en algunas zonas de riego como La Cañada, Estación Simbolar, Colonia Simbolar, Garza y también Figueroa.
Además, el dirigente ruralista comentó que en el algodón algunos productores perdieron todo, ya que si bien este cultivo “es rústico y puede soportar las inclemencias del tiempo», actualmente está en un período de crecimiento. Según Karnatz, “parecería que el granizo fue uno de los daños más importantes de los últimos años en los cultivos”.
Por su parte, el presidente de APAZ V, Gustavo Sequeira, afirmó: “Esperábamos con los brazos abiertos la lluvia, pero sólo hubo registros de 5 o 10 milímetros. Ahora se piensa en resembrar el algodón, pero no los cultivos como sandías y zapallos, porque ya no estamos en época”.

FALTA DE LLUVIAS EN OTRAS PROVINCIAS
En tanto, la sequía registrada en lo que va del año también tuvo un impacto negativo en Tucumán, donde las producciones de trigo y garbanzo se ven muy comprometidas e impactará a futuro en los cultivos de limón y caña de azúcar, según alertaron los especialistas.
La falta de lluvias condiciona en gran medida la producción de citrus para el próximo año, “sobre todo en aquellas quintas que no tienen riego complementario”, señaló el director técnico de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), Daniel Ploper.
El especialista afirmó: “Vemos muchos daños en las plantaciones, con caída de hojas, y esto tendrá su impacto en la próxima producción porque ya hay derrame de flores y de frutos cuajados, lo que traerá aparejado una menor producción cítrica”.
El profesional explicó que también influirá en los cultivos anuales de verano como la soja, el maíz y el sorgo. “Todos van a verse afectados por la falta de lluvias en la preparación del suelo”, agregó.
En cuanto a la caña de azúcar, Ploper explicó que los bajos índices de lluvias del otoño y el invierno no tuvieron consecuencias negativas en la zafra 2020, sino que en cierta medida “facilitó” la cosecha y la molienda con buenos rendimientos, pero la problemática se producirá cuando las plantas comiencen a brotar nuevamente y no tenga el agua en suelo necesaria para los meses de diciembre y enero.
Y concluyó: “Las sequías prolongadas vienen desde hace varios años en el país: es necesario abocarse al desarrollo de tecnología y sistemas de riego complementario”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin