El periodismo bragadense en Qatar

-Nos representará Enrique Giannino, Licenciado en Comunicación

Quien nos cuenta que su interés por la comunicación comenzó los últimos tres años de secundaria, instancia donde ya pensaba a preguntarse qué podía estudiar. “Siempre tuve dos carreras que me gustaban mucho pero que eran antagónicas una con la otra”. Una de ellas era medicina, un interés que despertó su abuelo, médico cirujano retirado, (Arturo Gianzanti), un gran referente para él: “Me hacía querer su vocación”, y la otra la comunicación, el periodismo deportivo.
Al ver a una de sus hermanas que se encuentra estudiando medicina, se dio cuenta que eso no era lo que quería para él, no le gustaba. Entonces vinculó una de sus pasiones, el ejercer deporte y comunicarlo, allí fue cuando se decidió por ir a la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, en la ciudad de La Plata.
Esto fue en el año 2017, en el verano, tuvo su primer mes de “curso de ingreso”, donde a su vez descubrió que existía la posibilidad de hacer un taller de relato y comentario optativo y decidió hacerlo y eso fue como menciona, lo que cambió todo, conoció mucha gente, docentes que le abrieron “las puertas en todo”, sostiene que no sabe si esto se dio por su personalidad, por su buena predisposición o porque el destino quería que así fuera.
“Ya en el primer mes de ingreso a la facultad estaba haciendo radio y eso me cambio todo”, ya que esto le dio una cierta ventaja para el resto de la carrera, porque tenía cursadas vinculadas a lo que él ya había aprendido. Con esto logró tener su primer columna de básquet en la radio, luego pasó a conducirlo y después a tener un programa que salía todos los medio días de lunes a viernes: “el andén deportivo” con el día a día del club Rosario Central, su primer club, pero no todo terminó ahí, pudo hacerlo con el club de sus amores, Boca Juniors, uno de sus sueños.
A partir de ahí llegaron las asistencias a los entrenamientos, donde conoció mucha gente y a su vez resalta que escuchaba un programa “para aprender también hay que escuchar”, donde estaba el bragadense Julio Pavoni, con gran influencia en su desarrollo.
Un día, luego de prepararse para esta ocasión, decidió escribirle porque tenía como idea ir a presenciar este momento, la respuesta fue la esperada, y desde La Plata a Buenos Aires, llegó a Radio Rivadavia, ya allí se enfrentó a muchas sensaciones, sentimientos, estaba en el espacio donde se “producían las voces” de la radio, que lo había acompañado desde muy pequeño.
Casi finalizando el programa lo invitaron para que se presente, una experiencia realmente única y le ofrecieron seguir yendo, “yo quería que ocurra eso”, y así fue como dio comienzo a este sueño, viajando para poder asistir, siendo ayudado por sus amigos que fueron un pilar fundamental en esta rutina que duró aproximadamente dos años y medio, hasta que llegó la maldita pandemia, que cambió todo.
“Empecé a cumplir mis sueños, estar donde quería estar desde muy chico”. Sus posibilidades empezaron a ampliarse, las oportunidades hicieron que pueda “codearse” con gente muy importante, algo que le fue de suma importancia en la carrera. “Creo que el día de mañana te pueden vincular, si uno hace buenos contactos, todo sirve”, tal es así que ahora puede acceder a la cancha de Boca Juniors como acreditado.

Enrique trabajaba y estudiaba a su vez, siempre intentó ser aplicado para todo, pero no era algo que lo mantenía emocionado el tener las mejores calificaciones, si no que su emoción la generaba el día a día de aprendizaje de los grandes del periodismo.
Cuando se recibe, decide instalarse en la ciudad de Buenos Aires. “Yo entendía que lo más importante pasaba ahí”, pero por cuestiones obvias de la enfermedad que arrasó en Argentina y en el mundo, entre sus pensamientos e ideas surgió la pregunta de ¿Por qué no trabajar para el noticiero de la ciudad de Bragado?, un canal que consumía a diario en su casa cuando venía.
“Ahí me comunique con Marcelo Méndez y Miguel Iribarren, a quienes conocía por mi abuelo y les comenté lo que estaba haciendo y que me interesaba hacer la parte deportiva del canal, que yo veía que no había un seguimiento diario del deporte local”. Luego de llegar a un acuerdo comenzó a hacer home office, primero enviaba audios en formato radio con fotos, hasta que incorporaron audiovisual; “algo que yo nunca había hecho hasta el momento, me encantó, era uno de mis sueños”.
Actualmente se encuentra trabajando en Bragado TV “El Megáfono”, lo que le permitió perfeccionarse aún más, “me dio mucha soltura, lo aproveché y lo valoro un montón, me dio la oportunidad de instalarme en mi ciudad, algo que me gustaba y quería”, sumado que también se encuentra en el Andén Deportivo de La Plata.
Tuvo la oportunidad el año pasado de viajar a Mar Del Plata a cubrir los Juegos Bonaerenses, y en febrero de este año le surgió conducir el programa que realizan Marcelo Méndez y Nicolás Lancelotte, esto marcó un crecimiento en lo personal, lo que luego hizo que llegue su propio micro informativo de deportes, que lo utiliza para hacer entrevistas.
En el mes de marzo se encontró con un amigo de su familia, Federico Iribarren, quien también trabaja en los medios y actualmente en La Nación, el mismo le comento que estaba en búsqueda de un productor, por lo que luego de una entrevista quedo seleccionado y en mayo comenzó su trabajo, lo que le permitió cumplir otra de sus metas, independizarse en Capital, retomando lo que la pandemia dejó, trabajar virtualmente.
En cuanto al Mundial, mencionó que Qatar 2022 fue un sueño que se planteó desde que empezó a estudiar.
“Me pongo muchos objetivos y muchas metas, a corto o largo plazo, soy muy estructurado, trato de ir cumpliendo todo, sea como sea”, y así lo hizo con lo más esperado en cuanto a lo deportivo en Argentina, cuenta con los medios de poder transmitir para nuestra ciudad y para la radio de La Plata, el trabajo que allí realice, su familia es de gran importancia en este viaje, desde que le dio comienzo a este sueño, ellos lo motivaron y lo impulsaron siempre. “Tener pasión y algo que te acompañe, eso en mi vida es mi abuelo, armamos toda la logística del viaje juntos”.
Enrique siempre busca innovar, en este caso, hacer lo que ningún periodista bragadense hizo, viajar a cubrir el mundial en vivo. “Hay que tratar de tener sueños grandes, después si se consiguen o no es otra cosa; yo lo soñé y ahora lo voy a cumplir”, cada día que pasa es un día menos para aquel sueño que tanto espero, para el que se continua capacitando, no tanto en lo futbolístico sino también en lo turístico.
Este joven emprenderá viaje el 10 de noviembre, dando comienzo a su travesía. Primero visitará a su hermana que se encuentra en Francia, quiere conocer Europa, irá a Italia a conocer Nápoles “soy muy maradoniano”, donde hará transmisión en vivo con todo lo referido a Diego Armando Maradona. “Quiero vivir esa experiencia”, el 19 se irá a Qatar y su vuelta será después del esperado mundial.
Un claro ejemplo de que lo que soñamos siempre llega es él, que con 23 años, viajará a cumplir el anhelo de muchos.

Compartir en: