El portal del Martes: ¿Hay un periodismo que no sea militante…?

A veces parece que no. De uno y otro lado del mostrador, se brega por la NO imparcialidad, aferrados los conductores a la defensa de las posiciones encontradas. Es decir, se contradice la esencia del periodismo. Es una pena asistir a este forcejeo que, en muchos casos, genera discusiones a nivel familiar o amistoso.
Que hay problemas no hay dudas. Tanto que en el país se están inscribiendo a las personas que no tienen ingresos. Haber pasado la noche en la espera y tener que hacer cinco cuadras de cola, sea en Mendoza o Tucumán, no necesita más que las imágenes.
Que haya intenciones de unirse para imaginar respuestas, no parece ser una posibilidad que exista en la actualidad. Las preocupaciones parecen otras y es una pena.
Es decir, la realidad es la única verdad, frase de un dirigente histórico, hay que aplicarla ante cada caso. Que el gobierno “publicite” a un programa de televisión por criticar al Presidente, no merece la pena de un tratamiento unánime de quienes consideran que todo se hace mal.
La grieta que existe entre factores cercanos al poder y los que aspiran a acceder, resulta claro que se trasladó a la mayoría de los medios informativos.
¿Estamos a no estamos?, termina siendo un dolor a los que ya sufren los habitantes que, según dicen algunos psicólogos, están enfermos de tristeza. Es que estamos comprobando que “desparramados y divididos,” nunca saldremos del pantano de las dificultades.

“Medios Hegomónicos” vs. Medios Antogónicos”, es un partido poco atractivo.

Compartir en: