Press "Enter" to skip to content

El presente de la Justicia, una preocupación que empieza a ser total

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El abogado Guillermo Berti advirtió que “es muy grave”. Se mostró disconforme porque Bragado “prácticamente funciona nada más que con el Poder Ejecutivo” y cuestionó la pasividad del Colegio que los representa a nivel provincial.

Esto de la pandemia pegó fuerte en todos lados. Algunos tuvieron la suerte de no parar, otros arrancaron más tarde y unos cuantos todavía están sin respuestas. En el último grupo aparece, llamativamente, la Justicia.
De esto se ocupó el abogado independiente Guillermo Berti, muy preocupado por la situación local y provincial. En diálogo con La Voz, dejó claro cada punto a la espera de una pronta solución.
En primer término, comentó que el presente “es muy grave por tres motivos fundamentales”. Ahí mencionó que el Poder Judicial “está funcionando muy poco y mal, con lo cual se desequilibra el Estado de Derecho; los justiciables, la gente que necesita del acceso a la justicia está viendo que sus derechos no están protegidos” y por la fuente de ingresos de los 65.000 abogados independientes que tiene la provincia de Buenos Aires.
Con la mente en Bragado, indicó que “prácticamente funciona nada más que con el Poder Ejecutivo”, tierra donde no hay un juez de Faltas y el Concejo Deliberante recién va tomando ritmo. “Eso no le hace bien a la democracia, no le hace bien a las instituciones, no le hace bien a la comunidad en general”, agregó.
Sin salir del ámbito local, expresó que el justiciable “no tiene acceso al Tribunal de Trabajo, ni siquiera tiene acceso al Juzgado de Paz”. “La verdad no sé las infracciones quién las juzga. Técnicamente, las tiene que firmar el Intendente, o sea, que el intendente cumple función de Poder Ejecutivo y Poder Judicial, lo cual es una aberración. Pasamos de tener dos juzgados de Faltas, totalmente innecesario el segundo, a no tener ninguno”, añadió.
Según su mirada, “la gente no tiene conciencia de la gravedad” del momento. “Sí nuestros clientes, que nos llaman y nos preguntan por el caso de ellos particular y a todos les decimos lo mismo, que está parado. No porque uno quisiera, al contrario, uno necesita trabajar porque los abogados independientes vivimos de esto, pero no le podemos dar a nuestros clientes una respuesta cierta y seria”, soltó.
Respecto de estos profesionales, señaló que se están “agrupando, charlando un poco”. “En este caso, nos une el espanto de lo que nos pasa en nuestra actividad, pero fundamentalmente en lo que pasa en el justiciable”, sumó.
Hace algunos años, los obligaron a desarrollar sus actividades de forma electrónica, los juzgados están preparados y dependen del Departamento Judicial de Mercedes, donde hay pocos casos de coronavirus. Por esto, afirmó que “se podría trabajar normalmente”, aunque recordó que los representa el Colegio de Abogados de la provincia de Buenos Aires, territorio con zonas complicadas.
“¿Qué nos preocupa puntualmente? Es la falta de respuesta y la falta de trabajo de quienes se tienen que hacer cargo de esto, que es el Ministerio de Justicia, el Poder Judicial. Y vemos que tenemos la contra para que esto no funcione de la AJB, que es la Asociación Judicial Bonaerense que viene a ser el gremio de los trabajadores”, explicó sin olvidar que la salud es lo primero.
Además, lamentó que “no se manifiesta la voluntad de que esto empiece a caminar”. “Va a pasar lo que puede pasar en otros ámbitos, que es que la gente se rebele y ya no empiece a hacer caso, y eso es un riesgo”, amplió.
Y subrayó: “Literalmente, está todo parado. Todas las resoluciones de la Corte son todas engorrosas y dilatorias. No tiene nada claro. Del Colegio de Abogados de la Provincia no tenemos una presencia fuerte y ya los abogados, que son los representados, nos estamos empezando a cansar”.
Mientras tanto, los hechos y los actos jurídicos siguen sucediendo. “No es que no hay más robos, no hay más divorcios, no hay deuda ejecutiva. Al contrario, se están incrementando y eso está frenado. Cuando levantemos la compuerta y cuando arranquemos, va a ser una marea de demandas”, graficó.
Desde su estudio ubicado en General Paz y Saavedra, Berti resumió: “La justicia no puede estar parada, a más de 60 días del decreto de la cuarentena. Ya pasó demasiado tiempo, ya se tendría que haber estudiado algún protocolo”.

Guillermo Berti.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin