Press "Enter" to skip to content

Elías Dicipio: “Un forjador de valores a nuestra juventud”

-Por Alberto Murno

Su día comienza temprano, asiste diariamente a su trabajo en ABSA, desde hace 16 años, su jornada transcurre recorriendo escuelas llevando el agua a cada una de la instituciones de nuestra ciudad, pero su jornada también la comparte con el boxeo que comenzó en su adolescencia y luego de haber terminado el 8º y 9º año de la escuela, hoy ya no existe ese programa y los alumnos terminan en el 6º grado. Su ilusión era ser policía y así lo hizo comenzó su carrera como cadete en la escuela Juan Vucetich, a la vez iba haciendo el secundario y además de tener la formación policial y un instructor en la escuela, daba clases de boxeo a los futuros cadetes, ahí fue donde conoció este deporte. Y ahí comenzó su pasión que hoy en día con su escuela asiste a muchos adolescentes que también inician ese mundo de guantes. Así fue como se presentó el joven Elías Dicipio, muchos lo conocen como “Pepo”…

Elías Dicipio: “Un forjador de valores a nuestra juventud”

Cuando finalizó el secundario, volvió para la ciudad. Nacido en Bragado y criado en Comodoro Py tuvo la oportunidad de entrar a trabajar en la empresa estatal de aguas, ya que su padre en ese tiempo era jefe de Obras Sanitarias, hoy ABSA, en la ciudad de 9 de Julio, en ese momento. Conoció a Néstor Ferrario, un entrenador de boxeo que aún hoy lo sigue haciendo, “Viví cerca de tres años, entre el gimnasio y unas 20 peleas amateurs me vine a Bragado, y sigo trabajando acá, ya ahí continué con el boxeo, en ese momento nace mi primer hijo¨. Tuvo unos problemas de salud y “estuve ausente por un período fuera del ring, ya que llegué a un principio de depresión por una lesión que tuve en el hombro y que por un tiempo me tuvo fuera, hasta que volví con mucha fuerza, con el profesional hablaba mucho y le comentaba los valores que había adquirido practicando este deporte tanto en la escuela de policía como también en el gimnasio de Néstor esa formación de respeto, de humildad y eso es lo que más me atrapó”.
Agregó “observaba como en el gimnasio de 9 de Julio iban muchos jóvenes con algunos problemas de alcohol y Ferrario los aconsejaba”. Elías expresó que esas razones fueron las que lo atraparon y llegó al corazón, tratar de darle una impronta distinta a jóvenes que por distintos motivos tienen problemas de alcohol o drogas o también familiares, el profesional que me ayudaba me incentivó a que también yo pueda de ayudar a jóvenes de mi ciudad, copiando los valores que en la escuela de policía y con Néstor tuve la suerte de tener”.

Elías Dicipio: “Un forjador de valores a nuestra juventud”

Así con ese incentivo arrancó, “ya hace 8 años que estoy en esto, en mi gimnasio cuento con unos 30 alumnos”.”Hace un tiempo atrás formamos Upper Cut, una entidad de bien deportivo y nos avocamos a contener chicos con algunos problemas, aconsejarlos, sacarlos de la calle, la mayoría va a la escuela por la mañana y a la tarde tienen entrenamiento en el club”, cabe aclarar que el gimnasio funciona en la sede de la calle Avellaneda del Club Sportivo Bragado. “La mayoría de los fines de semana participamos y viajamos a distintas ciudades a competir o bien hacer guanteo y prácticas con otros chicos de otros clubes, Elías nos comenta que es director técnico federado, “traté de superarme y estudié y estoy reconocido por la Asociación Argentina de Boxeo, tener cursos que me dan fe de mis conocimientos.¨
Todo comienza entre los 8 o 9 años, los niños que van acompañados con sus papás y con los certificados que están aptos, ya cuando al chico le gusta y quiere continuar y empezar a hacer boxeo, se le piden más estudios rigurosos de buena salud, para poder tener una licencia de boxeador amateurs y de ahí comenzar a competir.
Agregó “Tengo varios boxeadores con mucha experiencia y otros que están comenzando y que son juveniles¨.
Respecto a su futuro, indicó “a futuro quiero continuar con esto que me apasiona y llegar a la juventud, destacar que tengo una comisión, ellos son los que me ayudan es todo y que al principio, me costó un poco conseguir un lugar y gente adecuada con los mismos pensamientos que yo, pero ellos nos dan una mano con algunos pibes que tal vez no tienen un par de guantes o zapatillas y esta comisión hace los posible para conseguir, hasta algunas familias son ayudadas”.

Elías Dicipio: “Un forjador de valores a nuestra juventud”

Y agregó “Es un grupo de 12 personas que tratan de acompañarme en la parte social y también comprando elementos del boxeo, guantes, botas, todo los referente al deporte, muchos de los alumnos pagan una cuota social y a su vez nosotros pagamos el espacio dónde funciona un gimnasio de fierros que nosotros lo sub-alquilamos, hacemos rifas, estuvimos en el patio cervecero con un puesto y de todo este movimiento, tratamos de comprar elementos y pagamos viajes¨
Elías comentó sobre los resultados y si los chicos responden y está convencido que no es un deporte violento es algo amateur y no profesional, aclara que si el chico tiene condiciones para ser profesional. “Pude comenzar a hacerlo ya que soy entrenador amateur y profesional, tengo las 2 licencias, y se sumó gente de Junín como alumnos, de todas maneras yo apunto al amateursimo, al trabajo social, a que el joven esté en el gimnasio, que no le falte nada, que tenga la contención, yo soy como su profesor, pero su consejero y ante cualquier alarma, hablo con sus padres¨.
El cronista se fue con el sabor y la satisfacción de que gente joven y con muchas ganas de formar boxeadores a futuro, sigue vigente…

Compartir en: