Press "Enter" to skip to content

Emma Elizalde: “Creo que la pandemia nos unió a todo el personal de salud”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

En el Día del Médico, “La Voz” tuvo una linda charla con la conocida medica de nuestra ciudad que al igual que sus colegas, cumple un rol preponderante en estos tiempos.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recuerda hoy el Día de la Medicina en las Américas. El día 3 de diciembre fue propuesto por la Federación Médica Argentina, a través del profesor Remo Bergoglio, en el Congreso Panamericano que se celebró en 1953 en Dallas, Texas, en homenaje al doctor Carlos Finlay, un médico cubano, que descubrió el papel del mosquito trasmisor de la fiebre amarilla.
No caben dudas que en estos tiempos el rol de los médicos, en medio de una pandemia que aun continua generando estragos a nivel mundial; ha sido preponderante al igual que todo el personal de salud que le puso el cuerpo a la situación.
Emma Elizalde es una médica bragadense que forma parte de este “ejercito” incansable de profesionales que vienen trabajando a destajo para cuidar la salud de todos.
Luego de terminar la secundaria en 1995 partió rumbo a Capital Federal para comenzar sus estudios universitarios sin tener muy en claro que carrera continuar.
Si bien sabía que le gustaban las ciencias biológicas, la matemática, química y física; reconoció que le resultó difícil elegir que estudiar.
“El primer año que me mude allá empecé a estudiar hemoterapia, que es una tecnicatura que hice en la UBA con una duración de dos años y mi idea era trabajar de eso y a su vez estudiar algo paralelo” contó.
Pero cuando inició con las prácticas descubrió verdaderamente que era la medicina lo que le gustaba porque se sentía cómoda teniendo contacto con la gente: “En la atención me sentía útil y pensé que sería positivo para mi estudiar medicina para atender a pacientes con determinadas enfermedades”.
Así fue como cursó la carrera en la UBA y a medida que iban transcurriendo las materias también comenzó a definir cuál sería su especialidad.
“Ahí me definí y me di cuenta que quería trabajar en la promoción y prevención de las enfermedades por eso me especialicé en “medicina en general”. Esta es una especialidad orientada a la medicina social, comunitaria y a la epidemiologia y la idea del médico generalista es como el ‘medico de antes’ que atendía a toda la familia” indicó.
A Emma la cuestión que más la sedujo para elegir esa especialidad, la cual estudió en Junín, es la posibilidad de acercar la salud a la comunidad, trabajar en los barrios y tener un enfoque social: “Es trabajar con la población y para la población”.
Desde que se recibió siempre trabajó en el Hospital San Luis, aunque recordó que en el año 1997 ya se desempeñaba en Hemoterapia en sus vacaciones de verano y que a través de la Dr. Trobboul hizo nexo con una médica del hospital de Haedo (la Dra. Echenique) y a partir de ahí se le dio la posibilidad de en el Hospital Güemes de aquel lugar.

UN AÑO MUY PARTICULAR
La Dra. Elizalde aseguró que el 2020 fue un año muy difícil para el personal de salud y valoró el trabajo que realiza todo el equipo sanitario: “Creo que la pandemia nos unió mucho a todos, a los médicos, las mucamas, las enfermeras, los camilleros, choferes, radiólogos, kinesiólogos, etc. Todo el personal ha trabajado de manera constante y pareja”.
Asimismo reconoció que en el inicio de la pandemia cumplieron su tarea con algo de miedo e incertidumbre por no saber que podía llegar a pasar, pero que la fortaleza de todo el grupo que trabaja en el hospital hizo que pudieran sobrellevar la situación.
A lo largo de estos meses hubo momentos en el que se quedaron cortos con el personal por lo cual se tuvieron que redoblar esfuerzos y sumar colegas de otras especialidades para cubrir la sala de internación: “Pasamos a tener un número mucho mayor de camas que las que teníamos habitualmente y con pacientes que presentaban cuadros delicados que requerían mucha tensión y cuidado”.
En otro fragmento de la charla se refirió a situaciones que la marcaron: “Un día tenías a un compañero trabajando a la par y al otro día estaba internado con oxígeno. Eso fue terrible” dijo en relación a los contagios entre el personal.
Entre lágrimas relató que en más de una ocasión “rompieron el protocolo” para abrazarse y darse fuerzas entre sí, ya que fueron días de mucha angustia.
“Lo más duro fue cuando se enfermó Fernando Maidana, alguien que estaba en la primera línea de batalla. Y ni hablar cuando paso lo de Mónica Stoppini que fue algo repentino porque ella estaba bien y se encontraba en su casa, pero cuando no enteramos de esa noticia no lo podíamos creer” expresó al borde de las lágrimas.
A la hora de hacer un balance, lo que más rescata es que este 2020 dejará muchas enseñanzas y no ocultó su deseo de que la situación sanitaria se mantenga estable como viene sucediendo hace varias semanas pensando en que pronto la pandemia tenga un final.
Por último, ante la consulta sobre si se sienten reconocidos por la comunidad, la Dra. Emma Elizalde no dudó: “Si totalmente. Siempre sentimos el apoyo de la gente y su reconocimiento hacia todo el personal de salud”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin