En el Día del Rotario, brindaron homenaje a los socios fallecidos

Ayer se celebró el Día del Rotario Argentino en conmemoración del nacimiento de Luis Vicente Giay, primer y único argentino que ejerció la presidencia de Rotary Internacional.
Alusivos a la fecha, miembros del Rotary Club Bragado homenajearon a los socios fallecidos en el monumento del cementerio municipal. Participó el presidente del Club Rubén Benítez junto a rotarios y familiares.
En el acto de conmemoración recordaron a sus compañeras y compañeros que dedicaron su vida a Rotary. También colocaron un ramo de flores y rezaron un Padre Nuestro por el legado de los socios fallecidos.

El Dr.Arturo Gianzanti, presidente de la Fundación Rotaria, compartió la historia del homenaje: “para nosotros, lo rotarios de Argentina es un día muy importante porque celebramos el natalicio de Luis Vicente Giay, el único argentino que presidió nuestra organización Rotary Internacional en el año 1996-97. Él era de Arrecifes y entró a Rotary a los 23 años, pocos años después fue gobernador; uno de los gobernadores del Rotary más jóvenes que tuvimos. Actualmente en la Plaza de Arrecifes se descubrió una placa en su memoria, estaba su esposa Celia, que fue vicepresidente de Rotary Internacional, una destacada mujer rotaria conocida en todo el mundo y, estaban junto a ella otros rotarios del distrito 4895”.

Y enfatizó: “estamos haciendo este homenaje de la mano de nuestro presidente Rubén, que es una persona muy respetable y muy amigo de reconocer, agradecer y recordar a quienes nos antecedieron en el servicio. Rotary Bragado fue creado en 1938, ya tenemos más de ocho décadas y el fundador de nuestro club, entre otros veinte rotarios, fue el Dr. Juan José Quenard, un destacado cirujano de la década del 30’. Y hoy nos toca ser liderados por Rubén Benítez, quien parece que hubiese nacido en Rotary porque tiene todas las características de un rotario: una persona amable, solidaria, dispuesta a dar de sí lo que más tiene, que es el servicio, así que yo estoy feliz de estar aquí y de recordar a quienes nos antecedieron”.

El presidente del Rotary Club Bragado, Rubén Benítez, mencionó: “es un momento muy sentido para el Rotary, porque recordar a quienes integraron y construyeron este club tan brillante que tenemos, lo menos que podemos hacer es rendir honor. Me emociona mucho porque el paso de los años va dejando lugar a otros socios, pero nos deja ese legado que es seguir construyendo obras de bien que beneficien a la comunidad, ese es el mejor legado que ellos nos van dejando. A mí me tocó despedir a nuestra socia honoraria Mabel Cerviño, una mujer cariñosa, cálida, comprometida, y es un dolor que uno va sintiendo en los compañeros, por eso cuando recordábamos a otras personas me emocionaba mucho. La base fundamental del Rotary es la amistad y el compañerismo”.

Compartir en: