Press "Enter" to skip to content

“En materia energética hemos mejorado algo, pero estamos lejos de lo ideal”

-En la continuidad de la nota publicada ayer, Alejandro Passarini explicó las inversiones realizadas en el sistema de nuestra ciudad

En el día de ayer presentamos la primera parte de una entrevista realizada al Ing. Alejandro Passarini y que cerramos hoy con este artículo. A diferencia de la edición anterior, donde Passarini profundizaba en aspectos como el Sistema Interconectado Nacional, las energías renovables y las perspectivas; en este artículo el ingeniero profundiza los aspectos locales en materia de energía, brindando un profundo análisis de la actual situación en medio de las negociaciones por los aumentos de las tarifas.

BRAGADO Y LA ACTUAL SITUACION ENERGETICA.

Al momento de consultarlo respecto a la realidad energética de nuestra localidad, Alejandro Passarini manifestó: “En cuanto a la distribución de energía, Bragado mejoró bastante con la incorporación de la central de energía de Genneia a turbo gas, qué aportó a nivel de alta tensión, otorgándole cierta estabilidad al sistema. Antes dependíamos solamente de una línea de 220KW. que une Henderson con Bragado. Recordemos que AcerBrag sufría momentos en pleno verano, cuando teníamos estas crisis, que, en vez de recibir 132.000 voltios, recibía 112.000.
Imaginemos que, si ya en alta tensión tenías baja tensión, el vecino que vive en la punta de línea en Bragado la pasaba muy mal. En realidad la potencia en los momentos críticos que aporta Genneia sobre la misma estación, hace que mantenga lo que llamamos estabilidad de tensión en un valor razonable de 132 más menos, un porcentaje mínimo”.
Continuó explicando “…a quienes estamos enganchados a esa subestación, Bragado 2, que es la que está en la ruta y es de Transba, nos ayudó mucho. Después tenemos nuestra propia subestación, que es la que está en Palacios y Maestros Argentinos que es Bragado 1 y la maneja EDEN. Esto de alguna manera nos posicionó en una situación mucho mejor respecto a cómo estábamos.
-Por ejemplo, con los cortes de estos días atrás, a la gente le agarró un poco de desesperación y consultaba por grupos electrógenos. Yo les pido que hagan memoria y hace bastante tiempo que no teníamos cortes importantes de energía”.
Agregó entonces: “Ahora vamos a ser sinceros, no ha habido por parte de EDEN todas las inversiones necesarias para la distribución. Es cierto que realizaron inversiones en algunos puestos de transformación y algunas más, pero todas las inversiones no se hicieron. Hay alimentadores que son muy viejos, que tienen sus limitaciones y hay que cuidarlos. Si se rompen esos alimentadores ahí sí vamos a estar con graves problemas de cortes prolongados de energía. Ahora bien, que mejoró la situación de lo que podemos haber hablado hace unos cuantos años atrás, si mejoró. ¿Qué es lo ideal? No, estamos lejos de lo ideal”.

“El aporte ahora de esta subestación que está en 25 de Mayo y que interrumpe la línea de 500 que viene del complejo Chocón Cerro Colorado, va a permitir que se descomprima bastante lo que son los consumos en alta tensión. Ahora bien, necesitamos que los sistemas de distribución mejoren para garantizar la estabilidad y que no te veas obligado hacer cortes programados por qué se produce un exceso de energía”, concluyó.

LAS EXCEPCIONALIDADES CLIMATOLOGICAS EN EL SISTEMA ENERGÉTICO

Al pedirle una reflexión sobre situaciones como las que se vivieron la semana pasada y su previsibilidad, Alejandro respondió “…También es cierto que lo que vivimos la semana pasada fue una excepcionalidad y cuando se hace una obra se estudian los antecedentes y las probabilidades de excepcionalidades, se buscan las recurrencias. No se pueden hacer las obras para un evento que ocurre cada cincuenta o sesenta años. Las obras de ingeniería deben tener una racionalidad económica”.
Agregó: “El pico de consumo en la Argentina la semana pasada fue de 28.000MW, supongamos que hacemos la obra para tener 50.000MW. ¿Cuál es el sentido? ¿Cuál es la previsibilidad de crecimiento energético de la Argentina? ¿Se justifica la inversión solo para decir no tenemos más problemas de energía solo por un día de calor? ¿Vamos a vender energía?
-No sé si Argentina está preparada para hacerlo. Por eso tiene que haber una previsibilidad, con una racionalidad en las inversiones, eso también tiene que ir acompañado con una política de Estado. Por eso también es cierto que, en estas cuestiones como la energía, el Estado tiene que tener una presencia. Los entes de control, nunca funcionaron y el Estado termina fijando las tarifas por decretos”.

EL DEBATE POR LAS TARIFAS, LAS PRIVATIZACIONES Y LAS ESTATIZACIONES

Tras haber explicado claramente la situación de las inversiones en materia energética, Alejandro Passarini recordó que se están abriendo las audiencias públicas por la negociación de las tarifas del gas. Explicó en tal sentido, que las empresas están solicitando un incremento del 119% y el Estado está ofreciendo un 20%. En este marco expresó que, “las empresas están queriendo recuperar las ganancias en valor dólar, que ellos habían logrado dolarizar en las tarifas. Llevamos dos años de congelamiento de las tarifas (2.020 y 2.021) y ahora quieren sumar el aumento de los tres años para mantener las tarifas en dólares que tenían en su momento. No se puede, ¿Quién gana en dólares en este país…?”
Agregó entonces: “Hay algunos sectores que están pidiendo que de nuevo se estaticen las empresas. No sé si ese es el camino, pero tampoco el Estado está en condiciones ya que estamos negociando una deuda que no sabemos cómo la vamos a pagar. Desde mi opinión, las privatizaciones de los 90’ fueron la herramienta para mantener una economía ficticia que era el 1 a 1. Primero vendiendo las empresas y luego tomando deuda. En definitiva, perdimos las empresas que eran estatales, que no eran eficientes, pero eso tenía una solución y no era rematándolas. Se podría haber hecho una participación público-privada que de alguna manera estuvo en algunas empresas, como la acción de oro de YPF, pero también remataron las acciones de oro. De esta manera se perdió el control de las cuestiones estratégicas como comunicaciones, recursos no renovables, energía y transporte”.
Passarini dijo entonces: “… además de perder el control de las empresas, el Estado debe hacerse cargo de las inversiones en las mismas. Por ejemplo, la subestación en 25 de Mayo es el estado provincial el que debe costear gran parte de las inversiones porque eso es Transba. En realidad, la inversión en esa sub estación, tuvo aportes del Estado Provincial, las cooperativas eléctricas, las distribuidoras, pero la mayor inversión por ser el dueño, lo hace el estado y las empresas lo usufructúan. Las instalaciones son de la Provincia, están concesionadas. La red eléctrica de Bragado es de la Provincia de Buenos Aires, EDEN la tiene concesionada”.
Para finalizar el análisis, Alejandro reiteró aquella frase con la que iniciamos la entrevista: “En materia energética hemos mejorado algo. ¿Qué estamos en lo ideal? No, estamos lejos de lo ideal. Tampoco podemos hacer inversiones indiscriminadas por las dudas que venga otra semana de calor”.

Compartir en: