Entrevista a Agustín Piazza

-Logró el 4to puesto en el torneo de Ajedrez del Club La Pampa

Dialogamos con Agustín Piazza, músico, docente de música y jugador de ajedrez, nacido en Bragado y residido actualmente en Chivilcoy, quien recientemente jugó su primer torneo de Ajedrez a ritmo clásico, con jugadores de bastante experiencia.
Resultó ganador del puntero, posicionándose en el 4to puesto. Agustín expresa: “El Ajedrez es muy complejo y, un mínimo error, por más bueno que uno sea, te puede dejar muy perdido. El otro jugador, por más que no tenga un mismo nivel de juego, puede ganarte la partida. Es un juego muy difícil y muy duro. Un sólo error te puede desbaratar toda la partida. Por eso exige concentración mucha reflexión.”
Nos cuenta que llegó al Ajedrez cuando era chico, aunque –como la mayoría de los niños- lo consideraba un juego de mesa: recuerda, “Capaz que un día de lluvia no se podía salir a jugar y, entre los juegos de mesa, estaba el Ajedrez”.

Pasó el tiempo y no dejaba de asociarlo como un juego de mesa, sin considerarlo un deporte, pero eso cambió hace 4 o 5 años, cuando bajó una aplicación en el teléfono, que constaba de jugar ajedrez contra el aparato. Paralelamente, comenzó a buscar videos en YouTube sobre el deporte. “Ahí descubrí un mundo: que había jugadores profesionales, que habías maestros, canales dedicados exclusivamente al ajedrez; que el ajedrez se estudia. Que es, aparte de un deporte, una ciencia y que tiene también un componente artístico. Y es ahí cuando encuentro el nexo con mi profesión artística de músico. Para mí el ajedrez es más que un hobbie. En principio de todo es un juego, pero a mí me interesa y me gusta hacerlo con un poquito más de seriedad.”
La particularidad del Ajedrez, expresó que, así como hay deportistas profesionales del mismo, también hay diferentes títulos para los jugadores: hay gente que llega a una cierta cantidad de puntaje. Cada jugador es medido por un puntaje que, más o menos, relativamente, dice el nivel de ese jugador. Los títulos son “MF” (maestro de la Fide), “MI” (maestro internacional) y “GM” (gran maestro). La Fide es un Organismo Internacional que regula y conecta las diversas federaciones nacionales de Ajedrez.
“El anhelo de todos los que jugamos en un club o nos acercamos alguna vez a un club es llegar, alguna vez, a ser Maestro Fide, que es un puntaje elevado. Son 2300 puntos y un jugador promedio del Club anda entre los 1800 y los 2000. O sea, que es un salto importante. Un principiante anda en los 1500, para que tengan una idea.”
Volviendo a su aprendizaje, añadió que cuando descubrió que podía estudiarlo por YouTube, descubrió que era un mundo totalmente amplio e interesante y que aparte hay bibliografía extensa y diversa sobre el Ajedrez. “Hay muchísima más bibliografía del Ajedrez que quizás de la música, te diría”.
Explica que el extenso estudio sobre el deporte tiene que ver, entre otras cosas, sobre cómo se estructura el mismo: el Ajedrez se divide en varias partes del juego (apertura, medio juego y final). Hay libros de cada sección o de distintos enfoques que puede tener el mismo.
Como jugador, empezó a competir por internet contra otras personas, ya que jugar contra una máquina cambia mucho el significado y el desarrollo de la partida. “Vos tenés distintos niveles, pero las máquinas son muy básicas. En cambio, una persona se comporta como una persona y hace jugada de una persona. El juego entre humanos es mucho más entretenido y fructífero. Podes jugar contra otras personas de tu mismo puntaje o tu misma etapa.” Es decir que el juego con otros es una gran sumatoria de experiencia y, expresa, que a medida que la experiencia va creciendo, también van creciendo los conocimientos.
Después del juego online, le surgió la curiosidad de jugar de forma física, con un tablero y contra otras personas que también practicaran el deporte. Es decir, ya entendiéndolo como deporte y no sólo como algo lúdico. Es ahí cuando decidió acercarse al Club La Pampa de Chivilcoy y anotarse a un torneo en modalidad rápida (el Ajedrez tiene varias modalidades), presentándose posteriormente a varios torneos presenciales de juego rápido. “El ritmo lento es el que te permite entender mejor y aprender más de ajedrez. Es lo que te permite, también, progresar a un nivel más profundo.”
Por motivo de la pandemia tuvo que dejar de competir de forma presencial, pero añadió que, en ese momento, la coyuntura permitió que el Ajedrez crezca mucho: la gente, durante el encierro preventivo, comenzó a jugar de forma virtual y también crecieron los canales de Youtube con tutoriales o estudios sobre el deporte. Muchos maestros titulados comenzaron a enseñar, compartiendo sus experiencias. Paralelamente se estrenó en Netflix “Gambito de Dama” (una adaptación de época sobre una muchacha que comienza a competir en Ajedrez) y el crecimiento popular fue exponencial.
También jugó varios torneos en Bragado, junto a compañeros como Luis Palazzolo, Jorge Chávez y Julio Chávez (jugadores mechitenses reconocidos en la zona y alrededores). Aprovecha a contarnos que los sábados, cerca de las 15 hs, se reúnen en Épico a jugar. “La idea es que crezca el ajedrez un poquito en Bragado”. Genaro, por ejemplo, es un niño de 7 años de Bragado, que está resultando ganador en todos los campeonatos de la zona.
Y el año pasado salió segundo en un Torneo rápido en el Club La Pampa, en donde la participación constó de 10 minutos por jugador, entre 24 jugadores. “Ese logro es el primero que conseguí y me impulsó bastante para seguir estudiando”, añadió.
Agustín finaliza: “Uno piensa que el ajedrez es una cuestión estática, de sentarse y reflexionar por horas, pero también es un juego muy dinámico y, ni hablar, si es una partida rápida. Hay controles de tiempo y hay partidas que pueden ser de 5 minutos por jugador, donde tenés sólo esos 5 minutos para pensar todas las jugadas. Si pasas ese tiempo, perdés. Hay mucha adrenalina.”

Compartir en: