El día de hoy presentamos a Julia, una bragadense de 32 años, Licenciada en Acompañamiento Terapéutico, que trabaja como cocinera hace aproximadamente cuatro años.

Su familia es chica pero grande a su vez, por el gran corazón que todos tienen. Tiene a sus dos hermanas mayores, a su mama, su sobrino y su pareja.
Julia, hace aproximadamente seis meses, fue mama, aunque su hija, no sobrevivió. “ella también es parte de mí y de todo lo que voy logrando día a día”. Trabajó en un restaurante donde aprendió mucho, era un trabajo que disfrutaba y le gustaba mucho. Su sueldo no era justo, así que decidió irse y trabajar como empleada de comercio, pero extrañaba cocinar. Así que un día empezó a hacer tortas como hobbie.

Comenzó con cosas simples y luego fue sumando. “Amo hacerlo, no lo cambiaría por nada. Aunque a veces cuesta mucho, se hace difícil y uno reniega siempre se busca la forma de seguir y de dar lo mejor”.
Y más cuando uno es exigente con uno mismo, porque busca la perfección en todo lo que hace, lo cual le trae varios dolores de cabeza, pero no se arrepiente.
“Sweet mía” surgió hace ya 3 años, en unos meses cumplimos cumplen los 4 años. “es una locura”.
Es un emprendimiento familiar, que Julia empezó haciendo las tortas para los cumpleaños en su casa y sus hermanas le decían que porque no comenzaba a vender. Empezó con una torta para una amiga de una de sus hermanas, y de un día para otro, empezó a tener varios pedidos.
“En el inicio nació como un proyecto destinado para pequeños eventos familiares y ante la demanda y el pedido de nuestros clientes, fuimos expandiéndonos”.
Durante el primer año se enfocaron en la elaboración de platos dulces, como tortas de cumpleaños, mesas dulces y postres. Luego, incorporaron a su propuesta opciones saladas, con el fin de ofrecer catering completo para todo tipo de eventos.
“Gracias al éxito obtenido en las propuestas realizadas, algunos meses más tarde, comenzamos a plantearnos un nuevo objetivo y decidimos incorporar viandas semanales de comida casera”.
Ampliaron su “horizonte” y al día de hoy ofrecer a sus clientes menús semanales, disponibles para el almuerzo de lunes a sábados.

Actualmente su carta ofrece dos opciones, TRADICIONAL O COMÚN, destinada principalmente a aquellos que no cuentan con el tiempo o las ganas de cocinar o preparar la vianda para a jornada laboral. La misma consta de amplia variedad de verduras, distintos tipos de carnes (pollo, pescado, cerdo y vaca), pastas, entre otras cosas. Con diversa variedad de guarniciones y opciones para elegir a gusto del cliente.
En segundo lugar un menú SALUDABLE, está destinado a aquellos que llevan un régimen nutricional, o simplemente desean tener o incorporar hábitos más sanos en su alimentación o para aquellos que realizan actividad deportiva y quieren sumarle un menú adecuado. Con el fin de que esta propuesta cuente con platos que aporten, a lo largo de la semana, buen nivel nutricional y la variedad necesaria para el equilibrio del mismo.
Quiere agradecer a todos lo que día a día confían en su emprendimiento, un emprendimiento lleno de amor y pasión.

Y fundamentalmente a todos los que han formado parte de este arduo trabajo desde el inicio, su mama un pilar fundamental en todo momento, sus hermanas que siempre le dan un mano cuando las necesita. Trabajando junto a ella, haciendo publicidad. A su pareja que siempre la ayuda y a sus amigas y sobrino por el gran aguante.
“Acá somos una gran familia y si creció es gracias a ellos también”.
Estos últimos meses no fueron fáciles pero pudieron superarlos, seguir por más y eso no se logra sin un gran equipo de trabajo, como el que conforman.
Se ha capacitado para siempre poder ir por más, hizo cursos, seminarios, para poder tener nuevas técnicas, para poder manejar vegetarianismo y veganismo. Actualmente estudia nutrición deportiva para tener mejores herramientas al momento de preparar menús.
-Los invitamos a conocer a esta gran luchadora y que prueben sus deliciosas comidas.

Compartir en: