Press "Enter" to skip to content

Entrevista a los talleristas de “Espacio Simone”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El Espacio Simone está conformado por seis personas a cargo de talleres de todo tipo. No presentan un espacio físico, pero durante mucho tiempo fueron realizando actividades en diferentes lugares. Actualmente el espacio está en stand by debido al aumento de casos; sin embargo, algunas actividades se desarrollan en el “Club Creativo”.
Los y las talleristas son: Sabrina Sánchez en producción y curaduría; Juan Palmares en producción, visuales, flyers y CM. Natalí Moraglio en producción y registro audiovisual; Francisco Labaqui en producción y sonido; Lucía Devita y Carolina Omiliani en producción.
Hasta hace un mes se ofrecían talleres de: encuadernación; teñido natural; clases de guitarra y canto; apoyo escolar; pintura; producción musical; fotografía y guion cinematográfico. No se pudieron llevar a cabo ya que el espacio físico con el que contaban era reducido y por seguridad decidieron detener los proyectos. Los talleres de producción musical, fotografía y guion cinematográfico están llevándose a cabo en el Club Creativo, el espacio cultural, artístico y de formación ubicado en el Club Español.
Sabrina Sánchez, encargada del taller de fotografía explicaba: “En el año 2020 estuvimos a full a partir de diciembre y hasta el último fin de semana de marzo. Funcionamos como una productora de eventos artísticos donde confluían artistas locales y de la zona. La mayor parte de estos eventos se realizó en la Cervecería Artuso y también en Casa Rayú. El hecho de no contar con un espacio físico sumado a las restricciones de la pandemia, nos vio obligados a contar únicamente con los espacios gastronómicos ya habilitados. Además, estuvimos presentes en las fechas de carácter social y político como colectivo artístico, como fue: la sanción del aborto, el 8m y el 24 de marzo. Este año lo empezamos con los eventos culturales, con un panorama más amable a la problemática de la práctica artística en pandemia, dándoles lugar a músicos de Lincoln, Junín y Chivilcoy, ciudades en las que no se habilitaban este tipo de eventos y por tanto no podían trabajar. A partir de enero tuvimos dos fechas realizadas en su totalidad por artistas mujeres, nos parece importante recalcar el cumplimiento del cupo femenino en los eventos ya que a veces se habla del mismo y no se cumple, o se piensa que sólo por dar participación a una mujer ya está saldado el cupo”.
Además, promocionar una agenda con todas las propuestas culturales y artísticas de la ciudad a través de su Instagram: espacio simone. A pesar de las restricciones, presentan sus proyectos en streaming para producir y compartir contenidos.
“El Espacio es permeable y dinámico ya que, si bien somos 6 los más visibles, siempre fue una movida comunitaria donde muchos sumaron para que fuera posible. También es importante resaltar el trabajo que se está haciendo desde el Club Creativo, autogestivo como nosotros y con quienes compartimos ideologías que van de la mano, ellos cuentan con un espacio físico que les permite seguir funcionando y es necesario apoyar. Principalmente nos gustaría resaltar el arte como trabajo y contar que cada artista: fotógrafos, músicos, pintores, escultores, bailarines, poetas y demás, no pasaron por nuestro Espacio de forma gratuita. Nos parece importante la forma en la que hay que seguir construyendo y bancando el circuito cultural: ningún artista debería trabajar gratis”, agregó Sabrina.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin