Entrevista a Néstor César Savalio por su trayectoria en el Tango

Dialogamos con Néstor César Savalio, profesor y bailarín de tango, quien nos cuenta que su cariño hacia el tango dio inicio cuando era muy pequeño: “Mis padres se casaron muy jóvenes y, por ende, a partir de que yo nací, allá en el año 1964, ya a los 15 días me llevaron a un baile que había en aquella época”.

Néstor nació en Warnes. Sus padres bailaban en los dos clubes que había en ese entonces, como también en localidades de la zona. “Como no tenían en donde dejarme, yo también iba a las Milongas”.
Agrega que desde muy chico siempre le llamó muchísimo la atención. Especialmente todos los instrumentos: se fascinaba con los acordeones y los bandoneones. En cuanto a la música, en su casa se escuchaba Tango continuamente y fue creciendo sumergido en esa cultura. De adolescente, empezó a ver a sus padres bailar. “Mi padre era una persona muy prolija, cuidadosa, que se preocupaba mucho por las figuras. En aquella época la gente aprendía mirando, no había maestros. Se aprendía copiando, mirando. Yo miraba a mi padre porque me llamaba la atención esa danza, fundamentalmente el Tango, por el abrazo, por el bailar tan cerca sin pisarse, y por las figuras del tango, por supuesto.”
En la radio, escuchaba diversos programas de Tango y, durante su secundaria, era la música que escuchaba por elección: “Mientras mis compañeros escuchaban rock, plena época del rock, yo escuchaba Tango.”
Pasó un tiempo y comenzó a tomar clases con diferentes maestros y profesores, hasta que tuvo la posibilidad de ir a Capital, en donde logró formarse de forma más académica, concurriendo a clases constantemente y experimentando el baile.

“El conjugar las clases con la práctica es fundamental. Se necesita de las dos cosas. Así fui creciendo (y sigo creciendo)”
Nos cuenta que sigue viajando a Buenos Aires cuando puede y aprovecha para tomar clases y compartir sus experiencias con otros.
En cuanto al Tango como género, expresa que para él es una música clásica-popular. “Tiene mucha relevancia e importancia, es nuestra música, la música que nos identifica en el mundo. No alcanzamos a valorarla.”
Aprovecha a recordar a grandes maestros para él, como lo son Pugliese, Troilo, Piazzolla: “Hay una riqueza musical maravillosa, que a veces nosotros la dejamos de lado, generalmente por ignorancia o desconocimiento. Yo creo que hay mucho todavía que el Tango le puede dar a la Argentina. Hay mucha gente del exterior que viene acá a bailar Tango.”
Hoy en día, Néstor dicta clases y confirma que eso es gracias a los conocimientos que obtuvo y que sigue obteniendo: se especializó en la musicalización de Milonga, hizo un Profesorado de Tango Integral (abarcando, no sólo el baile, sino también todo lo que tiene que ver con su historia) y un Postgrado en la Universidad de FLACSO sobre la historia social y política del Tango Argentino.

A partir de ahí, le surgió el deseo de profundizar en la historia del Tango en Bragado, que tiene sus inicios en el año 1910. “Bragado tiene una riqueza musical con respecto al tango increíble”, agrega.
En el año 2011, lo invitaron a formar parte en la Escuela Municipal de Artes, en donde arrancó a dictar clases para un grupo reducido y luego se fue ampliando, llegando a tener clases todos los días, inclusive los sábados y con una conformación de distintos grupos por niveles.
En conjunto con Lorena Marano, Diego Burga y Milagros Pereyra comenzaron a trabajar con niños y Bragado llegó a tener algo que fue único en el país, que no existía: una Escuelita con más de 70 chicos bailando Tango. Néstor nos cuenta que duró varios años, hasta el año 2015 ya que, cuando el gobierno cambió, las nuevas autoridades no le dieron la consideración e importancia que –él cree-merecía el Tango y se disolvió: “una verdadera y lamentable pérdida para Bragado”, agrega.
Donó sus libros de Tango a la Biblioteca Belgrano y lograron crear “La Biblioteca del Tango” –que contiene una cantidad considerable de volúmenes ligados a nuestra música popular-, como también un archivo sonoro con alrededor de 100.000 temas de tango, que quedaron en Salvaguarda, en la misma Biblioteca.
Actualmente, Néstor da clases en La Salita Creativa (ex Club-español) todos los jueves de 20:30 a 22:30, con alumnos de Bragado, 25 de Mayo, Alberti, 9 de Julio y Chivilcoy.
Para cerrar, expresó: “Me interesa fundamentalmente la difusión del Tango, que la gente conozca ésta danza y ésta música que tenemos y que es maravillosa”.

Compartir en: