Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Nicolás Fernández Llorente

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Consultor agropecuario, explicó el proyecto que se lleva adelante en Costa de Marfil

Nicolás Fernández Llorente es consultor agropecuario y socio del “Grupo de Campo”. Desarrolló su trabajo actual y su último viaje a Costa de Marfil, lugar donde presenta su cosecha de maíz actualmente.
El Grupo de Campo desempeña tareas de administración, asesoramiento, seguimiento de cultivos y empresas agropecuarias.
Actualmente tienen actividades fuera del país, en este caso en Costa de Marfil, África. Iniciaron con el proyecto en el año 2019, viajando seis profesionales para realizar tareas de ensayo.
En el año 2020 no tuvieron actividad, y concretamente en el corriente año empezaron a sembrar en conjunto con la empresa local SIPRA S.A. que se dedica a la producción de pollos, el cultivo de maíz. En el mes de junio se instalaron en Costa de Marfil, junto con técnicos y contratistas para hacer maíz.
Expresó Nicolás: “Es algo nuevo allá, es diferentes, hacemos quinientas hectáreas de maíz. Debido a la baja tecnología, ellos están sembrando de a dos o tres hectáreas y nosotros fuimos llevando tractores, cosechadoras, fumigadores y por supuesto gente que lo opere. También hicimos talleres de capacitación para enseñar sobre los cultivos”.
Con respecto a la vida en el Continente africano, mencionó que: “La vida en el interior de Costa de Marfil es una vida muy tranquila; la gente es humilde, buena y trabajadora y muy dada con nosotros, de muy buen trato a pesar que hay distintas culturas que conviven. Hay diferencias en la cultura del trabajo, el trato entre las líneas de mando es siempre la misma altura, hay ciertos códigos que hay que respetar; lo mismo que en la parte de Gobierno, existen dos gobiernos; uno es tribal y otro es el democrático, por decirlo de una manera. Coexisten de manera diferente. Conviven dos religiones: los católicos y los musulmanes y tienen distintas tradiciones y culturas que también hay que conocerlas y respetarlas”.
-Sobre la siembre y la cosecha, comentó que “estamos teniendo muy buenos resultados en cuanto a la producción y la idea es llegar a producir alrededor de cinco mil hectáreas de maíz. Se están haciendo inversiones, sobre galpones y acceso al agua, tanto para la producción agropecuaria con fumigaciones y demás, como también para tomar. Es algo positivo, creemos que va a crecer, hay una gran demanda de alimentos en África y, por los precios internacionales que tienen y la seguridad alimentaria ellos están encaminándose a producir cada día más”.
El clima de Costa de Marfil es tropical, llueve en un período del año, a partir de diciembre no llueve más y llega un viento del Sahara y seca todo.
El período de siembre de los agricultores bragadenses comienza en el mes de junio y la cosecha en noviembre. La temperatura trata entre los 25° y 32°; se elige sembrar en entre junio y julio por las lluvias (para maíz). Igualmente, presentan nubosidad todo el tiempo, lo que da una baja radiación. Fauna silvestre hay muy poca y muchos ríos, con algo de pesca local.
Con respecto a la pandemia, en el interior de Costa de Marfil no había casos, por el poco movimiento de gente. Muchos médicos no usan tapaboca, no estaban en una alerta. En la capital sí estaban en alerta, pero con pocos casos.
Desde el Grupo de Campo, tienen proyectos en el sur argentino, algunos en Santiago del Estero y próximamente iniciarán con un proyecto en Cuba.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin