Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Vanesa Urbicain

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Directora del Centro Juvenil Hogar del Joven

La directora del Hogar, Vanesa Urbicain desarrolló las actividades y proyectos que realizan los y las jóvenes. El Centro de día cumplió 25 años; su objetivo es brindar contención a los adolescentes de la comunidad y puedan desarrollarse en el accionar cotidiano, priorizando la promoción y prevención de sus derechos.
Se encuentran bajo convenio con el Centro Juvenil de la Secretaría de Políticas Sociales de la Provincia y es brindado y supervisado por la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.
Vanesa Urbicain es Psicóloga y se encuentra en la dirección del Hogar desde el año 2018. Obtuvo su cargo gracias a un proyecto presentando por su autoría. Sus expectativas a la hora de comenzar su labor era abordar a los adolescentes, sus etapas, las situaciones y aportar herramientas para el futuro de los mismos. El proyecto que presentó se basaba teniendo en cuenta la demanda que existe en la comunidad: el trabajo textil, Vanesa diseñó un proyecto productivo textil. “¿Qué mejor que trabajar desde lo textil con los chicos? Así poder darles una herramienta a través de un proyecto que perdure en el tiempo, en donde ellos puedan aprender a coser jugando, y donde los profesionales también puedan aprender mutuamente. Les estamos dando elementos para que en el día de mañana puedan defenderse ante lo laboral”, explicaba la directora. Los chicos diseñaron banderines y caminos para la mesa.
También, en el Hogar más allá del proyecto textil y los talleres que brindan, los profesionales trabajan a partir de cuatro ejes: el principal es el Pedagógico, donde se les acompaña, orienta, refuerza y fortalece el vínculo del joven con la escuela. El segundo eje es el Laboral, basado en el proyecto textil, donde trabajaban en conjunto; gracias a la comunidad que lleva su aceite usado de cocina hacia el Hogar, empresas de Buenos Aires retiran el aceite y les brindan el dinero correspondiente, así el Centro juvenil pudo comprar su primera máquina de coser. El tercer eje se basa en la Nutrición. Y el cuarto eje es el Socio-comunitario, cumpliendo el rol social.
Con la pandemia se fueron adaptando con las burbujas, grupo de quince personas por burbuja. En total presentan sesenta adolescentes partícipes del Hogar, treinta en turno mañana y el resto en el turno tarde. En cada salón realizan sus actividades con ventilación permanente. En este período de confinamiento estricto, el personal del Centro de día realiza un seguimiento telefónico con las familias en esta situación pandémica. También, tienen su sistema de viandas para cada hogar familiar, desde el inicio de la cuarentena. “Somos referentes directos de ellos, estamos para acompañarlos siempre”, comentaba.
Siempre trabajaron en conjunto con otras instituciones públicas para brindarle lo mejor a los adolescentes. Por ejemplo, durante el verano participaron del proyecto “Espejos de Agua” brindado por el Programa Envión y por el municipio, y también accionaban según lo que proponía Educación. Su rutina era ir tres veces por semana al Club Moreno y dos días al Club Millonario.
El personal del Centro reúne: un directivo, un equipo técnico (profesionales/docentes), un psicólogo, un asistente social desde el municipio, auxiliares, personal de cocina y colaboradores o voluntarios. Además, tienen su cooperadora que aporta en el funcionamiento del Hogar y en las necesidades de los que asisten.
Más allá de los ejes que tiene el Hogar, también cumple un rol social: su trabajo hacia la comunidad. Se destaca la labor en conjunto con organizaciones, por ejemplo, tienen el Corazón Solidario donde reciben y reciclan las tapitas de plástico; también son un punto de acopio de las Botellas de Amor. Han realizado estas actividades junto a Interact, el CAS Juvenil y activistas.
El proyecto principal para este año, siempre a la espera de las restricciones, es comenzar a re-educar a los y las chicas en el cuidado del medio-ambiente. Tienen proyectado realizar los lápices biodegradables, para que aprendan a producirlos y a reciclarlos.
En el Centro Juvenil pueden asistir jóvenes entre 11 a 18 años. En todo su recorrido pueden realizar talleres re-creativos, por ejemplo: taller textil, taller con centro de formación laboral, música, clown (habilitado por la Dirección De Cultura) y el apoyo pedagógico. Desde el Programa Envión, brindan el taller de fotografía y de danza.
La rutina antes de la pandemia era: el ingreso a las 8 de la mañana, tomaban el desayuno en el comedor, luego hacían actividades físicas con un profesor, después iban al Bragado Club a hacer actividades, incluso el Club becó a chicos del Hogar en el deporte de Fútbol. Luego se bañaban en el Centro juvenil, hacían actividades pedagógicas, almorzaban y después iban a la escuela. En el turno de la tarde, los chicos realizaban sus tareas escolares y participaban de los talleres de re-creación, después iban a su casa alrededor de las 7 u 8 de la noche, de lunes a viernes.
El Hogar se encuentra en la calle Italia 169 y está abierto al público, como un espacio de contención y acompañamiento en el desarrollo de los adolescentes de la comunidad. Participan chicos entre 11 y 18 años, pero también se brinda asesoramiento a jóvenes con mayoría de edad.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin