Ever Osmar Niño – Su fallecimiento

Tenía 88 años y fue un “verdadero maestro”, de la música y la amistad.
Con su guitarra y su calidez humana, fue compañero en los escenarios de músicos como Félix Maldonado y muchos otros cultores de nuestros ritmos populares. Es para imaginar un reencuentro en las nubes, allí donde residen los seres humanos de las acciones simples pero perdurables.
En los últimos años vivió la alegría de ver como uno de sus nietos, Juan Pablo, se convertía en cantante aplaudido en la ciudad de Córdoba.
A nivel familiar disfrutó de la llegada de siete bisnietos, especie de culminación del ciclo de la vida.
En medio del pesar por la pérdida, el sepelio se efectuó a las 10 horas de ayer, luego del velatorio en Salas de Paz.

Compartir en: