Fundación Abrazos que Calman y su iniciativa para honrar el legado de sus hijos

En la mañana de ayer, la Fundación Abrazos que Calman comenzó con una iniciativa para honrar en memoria de sus hijos. Se trata de la plantación de un jacarandá para honrar a Juan Manuel, en la Plaza Alfonsín.
En el emotivo acto estuvieron presentes los padres de la Fundación, el equipo de la Dirección de Espacios Públicos y Medio Ambiente a cargo de Pablo Zuleta, la concejal Lilián Labaqui y el presidente de la Juventud Radical, Jonathan Ponciano.

“Transformar nuestro dolor en amor y honra es nuestra tarea, por eso hoy pudimos plantar un Jacarandá honrando la memoria de Juan Manuel, gracias a cada uno que nos acompañó, al Director Pablo Zuleta y su equipo, a la concejal Lilián Labaqui y el presidente de la juventud de la UCR Jonathan Ponciano por su compromiso, respeto y empatía. Gracias a cada papá de la Fundación, y recuerden que nuestra tarea es recordar, abrazar y consolar hasta volvernos a ver. Quien planta un árbol, planta una esperanza”, expresaron desde la Fundación.
A través de este primer homenaje, Abrazos que Calman continuará con las plantaciones de árboles por cada ser querido, para conmemorar el legado. “Para nosotros significa transformar ese día de tanto dolor, de tanta emoción, de recordarlo y poder hacer esto para nosotros realmente vale mucho y nos ayuda a seguir”, expresó.
“El acto fue muy emotivo, estaba Olinda, su mamá”, expresó Nancy, y además compartió su historia: “Juan Manuel era un joven de 17 años que el 8 de enero del 2022 pierde su vida en un siniestro vial camino a O’Brien. Era alumnos del Industrial y, único hijo de Olinda de nacionalidad paraguaya, que habían adoptado Bragado para vivir con su hijo”. Después del siniestro, la mamá de Juan Manuel se contacta con la Fundación para permanecer y sentirse acompañada.

Para dejar el legado de Juan Manuel López Quiroga y cumpliendo un año de su partida, desde la Fundación Abrazos que Calman, decidieron plantar un Jacarandá en la Plaza Alfonsín, para transformar el dolor en un símbolo emotivo.
Nancy de Andrés, fundadora de Abrazos que Calman, expresó: “Estamos muy agradecidos con el director de Espacios Públicos y Medio Ambiente, Pablo Zuleta, quien recibió al presidente de la Juventud Radical Jonathan Ponciano, quien tomó el compromiso de gestionar la plantación de este árbol; y Pablo Zuleta que estuvo muy comprometido y carismático con nosotros, nos brindó el Jacarandá y ese espacio, por el cual estamos muy agradecidos y muy emocionados”.
En el acto, participaron los padres de la Fundación, Marcelo San Román, quien dirigió sus palabras, y Olinda Quiroga Silvero agradeció a los presentes. También compartió sus palabras Jonathan Ponciano, el presidente de la Juventud Radical.

Pablo Zuleta, director de Espacios Públicos y Medio Ambiente, fue el encargado de gestionar la propuesta de la Fundación.
“Nosotros estamos para recordar, para amar y para consolar hasta que nos volvamos a ver”, fue la frase que implementan desde Abrazos que Calman para el 2023. “Queremos tener muy presente esto, porque la tarea que tenemos en la tierra es recordar, consolar y abrazar hasta que nos podamos volver a ver”.
La Fundación tomó esta iniciativa “para que este 2023 cada vez que plantemos un árbol estemos sembrando una esperanza a la vida, al volver a soñar, a volver a sonreír, transformar el dolor en honor”.
Una novedad desde Abrazos que Calman es que se incorporó un Psicólogo Social, para ayudar a los padres en situaciones de duelo.

Compartir en: