Press "Enter" to skip to content

Fútbol

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

“Empecé a jugar en el barrio, ingresé luego a Sportivo y participé del comienzo del clásico”


-Entrevista a Daniel Laxagueborde -Por Miguel Marchetti

Mi papá era de la bicicleta y era dirigente apasionado de la cosa pública, con esa buena intención de la gente, como tantos dirigentes buenos que tiene Bragado y en esos tiempos, Laborde, Ricci, Bibi Ochoa, se me ocurren ellos, pero hay más, pero a raíz mío, me siguió a mí, empecé a jugar al fútbol, era grandote, pateaba fuerte y empecé a jugar en el barrio, entonces me metí en Sportivo y participé del comienzo del clásico,
En esas charlas que mantengo por Instagram, de lunes a viernes a partir de las 21,00 horas, podes seguirme @miguel_marchettiok, dialogué con Daniel Laxagueborde, realmente una charla estupenda y aquí parte de la misma.

EL PROBLEMA DE BRAGADO
Bragado tiene un problema serio de fútbol, que los clubes tradicionales de la ciudad no siguieron siendo futboleros, Moreno, Racing, Porteño, que hoy tendrían que tener 50 años de historia futbolera, como Sportivo, eso nos haría otro tipo de fútbol y el Complejo que era hermoso cuando se construyó en los 80, sigue igual, de lindo, tuvo el problema de que los clubes descansaron en participar de la Liga en esas instalaciones y tampoco construyeron muchas canchas y otras ciudades tienen más desarrollo futbolero que el nuestro.

IMPETUS DE DIRIGENTES
Son impetus de dirigentes que después no pueden pasar el testimonio a otros dirigentes para seguir acopiando esfuerzo, el equipo del SEMB, que deben ser dirigentes muy trabajadores, seguramente, debería llamarse Racing, es decir los clubes tradicionales, y no lo están porque no tuvimos esa capacidad de continuar generaciones de dirigentes.

PAUL TROYANO Y LA FAMILIA BARRADO
Lo vi jugar hace poco, cabeza levantada, elegante, pase entre línea, jugadorazo. Paulo Troyano
Nosotros a Diego, Norberto y Julián los íbamos a buscar con mi papá a la Limpia y no sabes cómo salían esos muchachos a jugar a la pelota, Diego chico, pero crack, gente divina, trabajadora y de jugar a la pelota y es muy difícil ser simple en la vida y ellos eran felices, Diego fue lo que fue y sigue siendo un tipo simple.

LA ESTRATEGIA DE PEDRO TROYANO
Cuando jugamos el campeonato que vos hablas, jugaban Julián y Norberto, uno de tres y otro de cuatro y se iban al ataque con o sin pelota, era una forma de atacar y teníamos una estrategia de jugar en 30 metros, que eso era una novedad porque Pedro fue uno de los primeros entrenadores que hacía fútbol de entrenamiento de trabajo, nos hacía hacer fútbol sin pelota con zonas referenciadas en la cancha, trabajaba y por eso llegamos a la final, claro, también lo teníamos a Norberto y esa bestia como el Tanqui

OTRO EQUIPO
El de Defensores del Bajo que jugaba con los hermanos Percudani «Canino» y «Peca, jugaba Fatiga, Del Basto , Cacho Castaño, Norberto, un equipo lindo, Yuli Butrón. y salimos campeones.


LA HISTORIA DEL GOL VERSIÓN DANIEL
Nosotros le ganamos a Huracán de Saladillo 2 a 0 de local y 2 a 0 de visitante, lo dirigía el Vasco Olarticoechea, muy bien y comenzamos a pensar que nos iba a ir muy bien y les ganamos a todos, a Chivilcoy, Bolívar, 25 Mayo, dos veces también de local y visitante.
Cuando empieza la facultad yo tenía que estudiar y no te alimentás igual, así que a ese partido final llegué con problemas físicos, y suplente era Raúl Saracco que ya estaba a esa altura mucho mejor que yo, Pedro Troyano igualmente me ponían, pero estaba a punto de perder el puesto, la semi contra Bolívar, ganamos 2 a 1 y metí un gol, y en la revancha entró Raúl Saracco en la etapa complementaria.
Ese partido final estaba mal, pero estábamos muy mal todos, empatamos 1 a 1, Silvio Bondoni lo empató de tiro libre y jugaban mejor que nosotros, y en la revancha perdimos 3 a 0, más adelante en el tiempo, Sportivo fue Campeón, supo ganarle., fue la generación famosa de Sportivo.
Y esa tarde, Mauricio Yaffaldano recibe un pase de Tanqui, perfecto, no estaba preparada la jugada, lo deja solo a Mauri y éste define rematando desviado frente al arquero, pero yo cometo el error de decir en el vestuario si me hubiese tirado con los pies para adelante podría haber llegado, pero nunca tuve esa posibilidad, y bueno, Mauricio ahora contó que él remató al arco, nunca tiró el centro.
Mi error fue haber comentado eso en el vestuario, porque la única jugada que tuvimos para marcar fue esa, pero no me lo perdí, pero ahí empezó «este boludo erro el gol», se hizo general esa acotación en el Inconsciente colectivo y quedó, mis hijos me dicen «vos te erraste un gol», y no fue así, gracias por hacerlo hoy que se descubra esa verdad.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin