Press "Enter" to skip to content

Gio Simeone relató su tormento en las inferiores de River y cómo lo perjudicó ser el hijo del “Cholo”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-El delantero argentino, una de las sensaciones del fútbol italiano, recordó su etapa formativa en el Millonario -“La pasé muy mal”, confesó

Giovanni Simeone, el segundo desde la izquierda, junto a sus hermanos y a Diego Simeone (Instagram Giovanni Simeone) Giovanni Simeone disfruta de su momento en Italia, la Liga donde encontró la que hasta el momento es su mejor versión como futbolista pese a que su objetivo es triunfar en España. Viene de marcar dos goles en el triunfo del Cagliari por 3 a 2 al Torino que lo colocaron en el centro de la escena de los protagonistas y en un repaso de su presente recordó también su etapa formativa en River en la que sorprendió con una confesión: “Ser el hijo del Cholo fue complicado para mí y eso me hizo estar muy solo”.
Gio se declaró fanático de la UEFA Champions League, cuyo trofeo se tatuó a los 13 años. En diálogo con el programa español El Larguero, contó la particular historia por la cual se grabó esa imagen en su piel. “Desde chico veía el torneo y me reflejaba mucho en Europa. Me pasó que en las inferiores me señalaban por ser el hijo de Simeone, me dejaban de lado, fue bastante complicado para mí y eso me hizo estar muy solo”, recordó.
El delantero, que llegó a River con 13 años y en el club de Núñez hizo su debut como profesional, agregó: “En esa circunstancia me enfocaba mucho en mis objetivos y uno era la Champions. Me volvía loco, era una obsesión para mí; me pasaba todos los días viendo que partidos había, quién jugaba, estaba tan fanatizado que mi mamá un día me dio permiso para hacerme el tatuaje y me hizo prometerle que el día que hiciera mi primer gol me besaría el dibujo”.
Giovanni, el mayor de los cinco hijos del Cholo Simeone, detalló: “La pasé muy mal en inferiores. Mis compañeros creían que la diferencia económica hacía la diferencia entre una persona y otra, y por eso me dejaban de lado, no me incluían en sus charlas”, lamentó.
Giovanni Simeone (medio) junto a sus hermanos Gianluca (izq.) y Giuliano (der.), durante su etapa como futbolista de River (@simeonegiovanni).
En ese sentido reconoció: “La verdad es que eso me lastimó demasiado porque no podía entenderlo. Yo tenía las mismas ganas, la misma pasión para llegar a Primera. No me fijaba en la plata que tenían ellos o yo porque lo único que me interesaba era jugar a la pelota. Con el tiempo fui demostrándole mi forma de ser, mis ganas de jugar, de hacer goles y me aceptaron como uno más pero en un momento la pasé bastante mal”.
Sobre la importancia que tiene el dinero en su vida, explicó: “A mí lo que me interesa es ser cada vez un mejor futbolista. Cada vez que me levanto pienso que debería hacerlo más temprano para entrenar el doble. Hoy los jugadores no miran fútbol, yo me la paso viendo partidos… Los jugadores hablan de los autos que tienen y esas cosas pero el fútbol se termina rápido. Al final, sobre todo en ese momento, somos todos iguales porque somos personas”.
Giovanni Simeone, de 25 años, desembarcó en la Liga de Italia en la temporada 2016/17 tras su paso por River y Banfield en la Argentina. Desde entonces lleva disputados 150 partidos entre Genoa, Fiorentina y su presente en Cagliari, en los que marcó 50 goles. En lo que va de la temporada, recién iniciada, acumula tres tantos en cuatro compromisos, con lo que ratifica su gran presente.
“Me está saliendo todo bien porque trabajo, porque siempre busco mejorar, pero tengo que seguir haciéndolo”, apuntó y se declaró un obsesivo del aprendizaje permanente: “Me fijo en objetivos como mejorar en aspectos del juego, no tanto en marcar goles. Me concentro en el juego y eso hace que venga todo lo que me está pasando, que es marcar en mi equipo, la convocatoria a la Selección y demás”, destacó.

CRECER EN ITALIA Y TRIUNFAR EN ESPAÑA
Ese es el propósito de Gio. “Siempre me gustó España. Cuando llegué a Italia lo primero que me dijo mi viejo fue que me quedara uno o dos años porque iba a ser más jugador de fútbol porque lo técnico y lo táctico se aprende acá, pero es el día de hoy que me dice que soy más jugador para la liga de España. Mi corazón está con el Atlético pero también me gusta mucho el Sevilla”, reconoció.

DE TAL PALO…
El delantero reconoció que el fútbol es su obsesión y que dedica mucho tiempo a entender el juego. “Vivo mirando partido de fútbol y me sorprende que muchas veces voy a los entrenamientos y le pregunto a mis compañeros si vieron tal partido y no saben de qué les hablo. Yo creo que ver partidos es fundamental para aprender. La pasión del fútbol no es sólo jugar. Hay muchos futbolistas que solo juegan y no son más que eso, no ven fútbol, ni siquiera de las grandes ligas. Yo creo que viendo se aprende mucho, yo veo mucho fútbol porque si no lo hago siento que no estoy mejorando”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin