Press "Enter" to skip to content

Gris, la opción que no todos valoran

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Por un simple observador

El hombre dijo que todo era una porquería, mientras miraba al montón en pausa. Pero solo miraba. Y las horas pasaban igual.
Otro comentaba que detrás había algo mucho más oscuro. Por supuesto, sin ningún tipo de fundamento. Una corazonada.
«¡Salud!», le deseó alguien a otro. «¡Gracias!», se llevó como respuesta. Cuando reconoció el error, agregó la palabra del bienestar.
Algo preocupado por el bolsillo, reconoció que las prioridades son otras. No tardó nada es recordar que nunca es tarde. Tiempo sobra.
Que esto, que aquello, que ninguna opción. Las oportunidades siempre estarán. Solo hay que estar despierto.
En poco tiempo, ese al que algunos tiraban a matar o prefieren para la jaula va de acá para allá. Se lo ve feliz, a diferencia del que lo mira.
Cada crisis abre una puerta. En esta oportunidad, sería ideal que las cabezas puedan reflexionar y dejen de salpicar.
Cada persona es un mundo desconocido. Desde hace bastante, su opinión, según cuál sea, lleva a bajar o no el pulgar. ¿Y los grises? Pensar y ser.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin