Press "Enter" to skip to content

Guillermo Berti: «La Municipalidad quería a Jorge Gatica como presidente de la Liga y logró su objetivo»

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El ex candidato a presidir la Liga Bragadense de Fútbol admitió su tristeza por haber perdido la elección, el martes por la noche. En diálogo con La Voz, aseguró también estar «decepcionado» por la postura de Bragado Club en la Asamblea y advirtió que hubo «fuertes presiones» a los delegados encargados de votar.

Abroquelado entre las cuatro paredes de su oficina, en el estudio jurídico-contable que lo tiene como su principal responsable, Guillermo Berti todavía mastica bronca por no haber logrado llegar a la presidencia de la Liga Bragadense de Fútbol.
Sin embargo, el resultado de la Asamblea de Presentación de Balance y Memoria, que tuvo lugar el martes por la noche en la sede de la entidad, en Conesa 328, no es la principal causa de su dolor.
La proclamación de Jorge Gatica es un hecho y para el ex arquero de Sportivo Bragado el sabor es doblemente amargo, porque el hermano del intendente municipal fue directamente propuesto por Bragado Club, el eterno rival del «rojinegro», pero también la única institución entre las once habilitadas para votar que tenía la espalda suficiente para soportar, desde su perspectiva, «las enormes presiones que sufrieron los delegados por parte del municipio».
Pasadas las primeras horas de la derrota, Berti recibió a La Voz en su estudio, para analizar el día después de lo que considera una continuidad en la marcha firme de la Liga hacia su propio retroceso.
«Para ser sincero, estoy triste, pero satisfecho con el trabajo hecho», comenzó, a la vez que rescató el agradecimiento de los cuatro clubes que lo acompañaron en su intento de convertirse en el sucesor de Oscar Peracca. «Quiero agradecer el acompañamiento de los cuatro clubes que decidieron votarme. Respecto a los otros siete votos, hago un análisis distinto en cada caso, a algunos los puedo llegar a entender, en otros me cuesta mucho. Estoy muy dolido particularmente con Bragado Club, porque pensaba que compartíamos las mismas ideas sobre cómo conducir la Liga. Evidentemente, no era así», reconoció.
«Quiero desearle una buena gestión a Jorge, aunque su proyecto no lo conozco. Sólo nos queda esperar a ver qué ideas surgen, cómo van a hacer para reflotar a nuestro fútbol en una año tan difícil. Vemos que todas las ligas de la región ya empezaron y nosotros recién estamos eligiendo autoridades. Va a ser complicado», advirtió.
El resultado de la Asamblea marcó que Bragado Club, Juventud Salaberry, El Campín, San Martín, Sindicato de Municipales, Comodoro Py y Sportivo Warnes se inclinaron por la llegada de Jorge Gatica a la conducción. En la previa, en los cálculos de la «oposición» al hermano del jefe de la Municipalidad, figuraba la posibilidad de que El Campín, equipo presidido por Gabriel Fernández, propusiera al gremialista de Camioneros Darío Munar, que se presentó a la Asamblea, pero al final de cuentas no consiguió ningún apoyo para formalizar su candidatura.
«Hablé con todos los delegados, menos con El Campín, porque Gabriel no está en la Argentina. A ‘Gabi’ lo conozco hace muchos años, pensaba que iban a proponer a Darío Munar, pero evidente por algunas presiones o un cambio de opinión, se inclinaron por Jorge», lamenta Berti.
Al igual que todos los protagonistas del mundo del fútbol local, el letrado entiende que la política municipal jugó su propio partido y le puso freno de mano a su deseo de alcanzar la presidencia.
«Como alguna vez dijo Julio Grondona, River y Boca son imprescindibles para la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). Y, en nuestro caso, Sportivo y Bragado Club, también lo son para la Liga Bragadense. Por lo tanto, la única rivalidad interesante es la que se da en la cancha. Lamentablemente, se metió de lleno la mala política en la elección de la Liga, para enfrentarnos a los dos clubes. Está a la vista que desde la Municipalidad se jugó fuerte para que Jorge fuera presidente y lograron su objetivo», analiza.
Finalmente, Berti también señaló que la modalidad de voto a mano alzada -en lugar del voto secreto, como proponía su sector- fue el certificado de defunción para sus expectativas en la Asamblea, a la vez que no ahorró críticas para la gestión del municipio en el área deportiva. «La gestión de Vicente Gatica en cuanto al deporte en general, pero el fútbol en particular, sigue dejando mucho que desear. Nuestros clubes de barrio tienen cada vez menos infraestructura y la Liga de fútbol va a perdiendo cada vez más terreno con respecto a las de otras ciudades de la región», reflexionó.
«Hace unos días, Vicente Gatica, junto a Jorge y Oscar Peracca, todavía como presidente de la Liga, viajaron a Chivilcoy para presentar un curso de DT. Yo como bragadense no puedo estar a favor de que tres personas de Bragado, entre ellas el intendente, pongan el cuerpo para apoyar un curso de DT en Chivilcoy, cuando se podría hacer tranquilamente acá, como se ha hecho en otras oportunidades», cuestionó.
«También me molestó mucho la fuerte presión que se ejerció de manera directa a los delegados para que votaran por Jorge y sin dudas influyó definitivamente que se votara a mano alzado, porque con voto secreto la historia hubiera sido distinta. Pero todo queda en la anécdota. Lo que no mata fortalece y seguiré trabajando en el fútbol, en los lugares que me requieran», concluyó.

Guillermo Berti, decepcionado por no haber llegado a la presidencia de la Liga Bragadense de Fútbol.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin